Detenido un segundo ex guardia civil por el crimen de Lucía Garrido

Los arrestados por la muerte de esta mujer en Málaga en 2008 se elevan a cuatro

Lucía Garrido junto al que fue su pareja, Manuel Alonso.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas más por su implicación en el crimen de Lucía Garrido, la mujer asesinada el 30 de abril de 2008 en la piscina de su vivienda, la Finca de los Naranjos de Alhaurín de la Torre (Málaga), de forma que ya hay cuatro implicados en su muerte. Uno de los dos nuevos arrestados es ex guardia civil, por lo que ya hay dos antiguos agentes de este cuerpo implicados. El otro fue arrestado a principios de febrero.

De momento, no han trascendido más datos del exagente arrestado este martes, aunque fuentes cercanas al caso explican que está desvinculado del cuerpo de seguridad "desde hace mucho tiempo". El otro ex guardia civil detenido a principios de febrero estuvo destinado en 2008 en el puesto del municipio de Coín.

La investigación, en la que se ha destapado un supuesto caso de corrupción en la Guardia Civil por el que son investigados varios agentes, está a cargo del Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Málaga. Las actuaciones están declaradas secretas. Como supuesto inductor de este crimen está imputado Manuel Alonso, exmarido de Lucía Garrido.

El cuerpo de la víctima apareció flotando en la piscina de su casa con un corte en el cuello y varios golpes. Su expareja se convirtió desde el principio en el principal sospechoso, pero presentó pruebas que lo situaban a cientos de kilómetros de distancia y el caso quedó archivado un año más tarde.

La familia de Lucía Garrido, con la ayuda de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), logró que la investigación se reactivara judicialmente en abril de 2012. Esta acusación pidió al juzgado que indagara supuestos casos de corrupción relacionados con agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación del homicidio, ya que podía existir "connivencia" con el exmarido. Alonso había sido arrestado en 2010 en una operación contra el narcotráfico en la que también fue detenido el teniente del instituto armado que dirigió las pesquisas sobre el homicidio de Lucía.

Hay otro episodio truculento relacionado con el supuesto inductor del crimen y la finca de Alhaurín de la Torre, donde este regentaba un negocio de recogida de animales. En abril de 2009, Alonso mató con una escopeta a dos hombres de origen colombiano que irrumpieron de noche en la propiedad. Su versión de que actuó en defensa propia porque los intrusos iban armados fue avalada por los investigadores y las pesquisas fueron inicialmente archivadas. Han sido reabiertas de nuevo por el Juzgado de Instrucción 10 de Málaga, donde el sospechoso volvió a declarar como investigado el pasado 9 de febrero. Insistió en que actuó en defensa propia y en que no conocía a las dos víctimas.

El Servicio de Asuntos Internos (SAI) de la Guardia Civil se encarga actualmente de las dos investigaciones que salpican a Manuel Alonso, tanto la del crimen de Lucía Garrido como la de las dos víctimas colombianas. Hay otro caso judicial en el que están presuntamente implicados Alonso y otros miembros del Seprona del instituto armado por presuntas corruptelas que dirige el Juzgado de Instrucción 4 de Málaga.

Más información