Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Julián Muñoz se enfrenta a otros 11 años de cárcel por el ‘caso El Pinillo’

El abogado del exalcalde de Marbella cree que "la pena de banquillo" vulnera su "derecho a la vida"

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, este lunes. FOTO: JORGE ZAPATA (EFE) / VÍDEO: ATLAS

Julián Muñoz ha vuelto este lunes al banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Málaga por un caso en el que se expone a una petición fiscal de 11 años de prisión. El exalcalde de Marbella, que pelea judicialmente por obtener el tercer grado penitenciario —un régimen de semilibertad— por enfermedad, está acusado de seis delitos, incluidos fraude y estafa, por su presunta implicación en una enrevesada operación urbanística que habría causado un perjuicio a las arcas municipales de 6,7 millones de euros.

Se trata del caso El Pinillo, el nombre de la finca sobre la que se planeó el negocio, denunciado por la Fiscalía Anticorrupción a raíz del informe de fiscalización elaborado por el Tribunal de Cuentas. Junto a Muñoz, en el banquillo se sientan otras 20 personas, entre ellas, el exasesor de Urbanismo de Marbella Juan Antonio Roca, que se enfrenta a 15 años de cárcel. En este procedimiento se enjuician 12 posibles delitos y, además de exconcejales del GIL, están imputados exfuncionarios, supuestos testaferros de Roca y empresarios.

Tanto Muñoz como Roca empezaron 2016 ante un tribunal de la Audiencia de Málaga por el conocido como caso Goldfinger, centrado en las presuntas irregularidades en la recalificación urbanística de la parcela donde estaba la casa de Sean Connery en Marbella y en un supuesto fraude fiscal en la venta de los apartamentos que se levantaron en ese suelo. Esta vista oral aún no ha terminado (las últimas sesiones se han programado para mayo) por la necesidad de encajar fechas por este nuevo juicio. El caso El Pinillo se dirimirá a lo largo de 37 jornadas que han sido fijadas hasta finales de octubre.

En medio de todo esto, el Tribunal Supremo notificó a mediados de febrero el fallo del caso Saqueo 2, con una rebaja de seis a tres años en la pena impuesta en primera instancia a Roca, y de seis a cinco años de reclusión en el caso del exalcalde. Además, justo después de Navidad, se inició la ejecución del caso Malaya, con 17 años más de prisión para el primero y dos años para el segundo.

Este periplo judicial ha sido utilizado este lunes por el abogado de Muñoz para quejarse, durante la fase de cuestiones previas del juicio, de "la pena de banquillo" que vive el exalcalde de Marbella, algo que, en su opinión, vulnera su "derecho a la vida". El expolítico, que se apoya en una muleta para caminar, tiene diagnosticadas varias enfermedades e intenta, de momento sin éxito, seguir cumpliendo condena en régimen de semilibertad. Este lunes ha estado sentado en el banquillo junto a Roca. De los 21 acusados que hay en el nuevo proceso que juzga la Audiencia de Málaga, nueve están encarcelados por el caso Malaya.

La abogada de Roca ha alegado varias vulneraciones de derechos fundamentales para pedir la exculpación de su cliente. Una idea en la que ha insistido es que el exasesor de Urbanismo de Marbella sufre un "doble enjuiciamiento", es decir, se sienta en el banquillo por asuntos que ya han sido sentenciados. Para apuntalar su discurso, ha citado los casos Saqueo 1, Saqueo 2 y Malaya, todos con fallos judiciales firmes. "No se puede sentar a una persona dos veces por los mismos hechos basándose en dos calificaciones distintas", ha aseverado la letrada.

La finca El Pinillo fue expropiada por el Ayuntamiento de Marbella a principios de la década de los noventa del siglo pasado, poco después de que el fallecido Jesús Gil llegara a la alcaldía, con el alegato de que se iba a construir un Palacio de Congresos. Eso nunca sucedió. El suelo fue troceado y sometido a supuestas operaciones especulativas en los años siguientes, con Muñoz como alcalde accidental. El municipio solo se quedó con una parte de la parcela.

Más información