Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Partido Popular y Podemos llamarán al PSOE a partir del sábado

Rajoy hablará con Sánchez después de la segunda votación del debate de investidura

Pedro Sánchez, en el Congreso, este miércoles. ANDREA COMAS (REUTERS) / VÍDEO: ATLAS

El Partido Popular y Podemos llamarán al PSOE para negociar una investidura a partir del sábado, según han anunciado líderes de ambas formaciones este jueves. Los dos partidos esperarán a la segunda votación en el Congreso, que está fijada para este viernes por la tarde, para iniciar otra ronda de negociaciones que, si no tiene éxito, desembocará inevitablemente en unas elecciones generales el próximo junio.

En el caso del PP, será el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien llame al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, después de la segunda votación del debate de investidura. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en una entrevista en Tele 5, ha anunciado que, con esta llamada, Rajoy tratará de conseguir un acuerdo que dé a España un Gobierno estable y de futuro. Según Cospedal, Rajoy reiterará a Sánchez su propuesta de gran coalición con Ciudadanos al considerar que es lo mejor para el país. "Sí, sí, lo hará, como lo ha hecho en otras ocasiones", ha respondido Cospedal al ser preguntada y ha insistido en que el PP va estar "luchando hasta el último día" para lograr un gobierno estable.

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, considera que el diálogo entre su partido y el PSOE es posible a pesar de la "crudeza" con la que este miércoles se expresó su líder, Pablo Iglesias. Pascual ha apostado por que el diálogo empiece cuanto antes", "si puede ser el sábado", después de la segunda votación de investidura del socialista Pedro Sánchez.

"Nos estamos jugando mucho los españoles y los candidatos se expresan con crudeza pero evidentemente lo que importa es buscar soluciones y tenemos dos meses para ello", ha dicho, en declaraciones a RNE.

Pascual ha insistido en que para dar soluciones a los españoles hay que sentarse en la mesa "a cuatro", PSOE, Podemos, IU y Compromís, que suman 161 escaños, más cerca "de los 169 que tuvo Zapatero que de los 130 que ayer recibieron el no", en alusión al pacto PSOE-Ciudadanos.

Garzón propone reunir la mesa a cuatro

El portavoz de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, ha emplazado también al PSOE a que prescinda de Ciudadanos y vuelva a la mesa a cuatro con Podemos, Compromís e IU a partir de la segunda votación de investidura, que se prevé también fallida. “IU no tira la toalla, le decimos al PSOE que hay que volver a intentarlo. Empieza una nueva etapa que dura dos meses y creemos que es posible siempre que el PSOE decida izquierda y coherencia”, ha planteado Garzón en el Congreso. “Queremos evitar las elecciones anticipadas”, ha explicado el diputado, dispuesto a ejercer de nuevo el papel de mediador de la izquierda que ya consiguió reunir a las cuatro formaciones progresistas en un mismo foro de negociación.

El parlamentario está a la espera de la respuesta del PSOE a su propuesta, dado que Podemos y Compromís le han confirmado su disposición. IU cree que la mesa a cuatro tiene que reunirse de nuevo incluso aunque el Rey designara a otro candidato a la investidura, o en cualquier otro escenario que se produzca a partir del viernes. “No necesitamos de Felipe de Borbón para sentarnos a hablar. Si llama a Rajoy nosotros seguiremos hablando para llegar a un acuerdo”, ha insistido.

Más información