Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Condenada a cuatro meses de cárcel la extesorera de Ciudadanos de Logroño

La exconcejal transfirió 18.000 euros del partido a una de sus cuentas bancarias

La concejal Nazareth Quijano, durante una intervención en el Ayuntamiento.

Nazareth Quijano ha pasado, en apenas un mes, de sentarse en el pleno del Ayuntamiento de Logroño a ocupar el banquillo de los acusados. El Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño ha condenado a cuatro meses de cárcel a la exconcejal y tesorera de Ciudadanos en la capital de La Rioja por desviar 18.315 euros del partido a una de sus cuentas bancarias. La exedil, que renunció a su acta y dejó la formación a principios de febrero tras desvelarse el caso, ha reconocido los hechos ante el magistrado y ha aceptado la pena, que puede sustituirse por una multa de 2.400 euros. Antes de cerrar este acuerdo de conformidad con el ministerio público, el fiscal pidió una sentencia de seis meses de prisión por un delito de apropiación indebida cometido a final de 2015.

Las sospechas contra Quijano empezaron hace solo cuatro semanas. Una vecina de la ciudad la denunció ante los tribunales por suplantación de identidad y falsedad al "ofrecerle un puesto de trabajo que nunca se materializó". Según detallaba el escrito, difundido por la agencia Efe, la entonces edil le prometió varios empleos —entre ellos, de secretaria en el grupo municipal de Ciudadanos— y, para hacer verosímil su maniobra, le enviaba correos y mensajes de WhatsApp haciéndose pasar por los responsables de su contratación. Todo ello, le costó un perjuicio económico de más de 7.000 euros, ya que la mujer rechazó otras ofertas de trabajo, añadía el recurso presentado ante la justicia, que provocó que Ciudadanos empezase en ese momento a recoger información para que la tesorera "pudiera defenderse de las acusaciones formuladas".

La formación liderada por Albert Rivera pidió entonces los extractos de las cuentas del partido que manejaba Quijano y comprobó que, desde el 7 de octubre hasta el 30 de diciembre de 2015, la edil había realizado 12 movimientos de capitales, mediante transferencia, a una cuenta corriente de la que era titular. El importe sumaba 18.315 euros. "En ese mismo momento y ante la gravedad de los hechos, hablamos con Quijano y le exigimos la reposición inmediata del dinero", subraya el grupo municipal de Ciudadanos, que le pidió que renunciara a su acta de concejal.

"Tanto Nazareth como el resto del grupo municipal conocían las directrices internas a seguir para efectuar movimientos bancarios. Se debe comunicar al portavoz Julián San Martín antes de su realización y obtener el visto bueno. Pero, ni se comunicó a él, ni a ningún otro miembro del grupo municipal", remacha Ciudadanos, que anunció entonces que iba a poner los hechos en conocimiento de la fiscalía.

El Juzgado de Instrucción, a la hora de dictar la sentencia de conformidad, ha valorado que Quijano ha devuelto íntegramente el dinero a la formación política. "Creemos en la justicia y, por eso, dejamos en manos del fiscal que decidiera si los hechos que le presentamos eran o no constitutivos de delito, como al final parece. Somos respetuosos con la calificación del fiscal y con lo que decida el juez. Lo que decida la justicia, bien decidido está", ha afirmado este miércoles Maria Luisa Alonso, delegada territorial de Ciudadanos en La Rioja y excompañera de Quijano en el pleno de Logroño, según recoge Europa Press.