Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Sánchez elude hablar de la supresión de las Diputaciones en su discurso

Ciudadanos no le da "mayor importancia" a la omisión porque la propuesta "está en el acuerdo"

ampliar foto
Pedro Sánchez, en su llegada al Congreso este martes.

Pedro Sánchez ha abandonado este martes la tribuna del Congreso sin ofrecer la supresión de las Diputaciones, uno de los cinco puntos irrenunciables que recogían tanto su pacto con Ciudadanos como la copia oficial de su discurso como candidato a la investidura. Como publicó EL PAÍS, esa medida había provocado fuertes fricciones internas en el PSOE. "No le doy mayor importancia. Está en el acuerdo. Está firmado. Tiene su lógica. Entiendo que ha sido casi como arrancar una muela [aceptar ese cambio para el PSOE]", ha valorado Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos, partido que ha hecho de esta promesa una de sus banderas, al considerar que acabar con estos organismos liberaría 5.000 millones de euros para financiar políticas sociales.

En el texto del discurso completo del secretario general socialista se cita la creación de los consejos provinciales de alcaldes y la eliminación de las diputaciones en la página 30. "Es una medida acorde con nuestra realidad institucional actual y una forma más eficiente de abordar la atención con los pequeños municipios, para que ningún ciudadano vea mermada su acceso a los servicios esenciales", se puede leer en el texto completo de Sánchez.

La dirección de Ciudadanos ha recibido con normalidad la omisión, valorando que lo lógico es que el candidato resaltara en su discurso aquellos puntos del acuerdo que tienen mejor acogida entre sus filas, y no los que causan fricciones. La formación emergente, en consecuencia, se ha mantenido en el tono positivo con el que se ha expresado su líder cuando ha llegado a la Cámara. "Algunos hemos hecho esfuerzos y otros no", ha dicho Albert Rivera sobre la negativa del PP a negociar su incorporación al pacto entre PSOE y Ciudadanos. Tras el discurso de Sánchez, los dos líderes se han estrechado la mano, simbolizando la firmeza de su acuerdo.

Un pacto, ha dicho el candidato, nacido del diálogo. Abierto, ha insistido, a que se sumen otras fuerzas para lograr la mayoría necesaria para formar Gobierno. Y un texto, ha recordado Sánchez, que recoge más de 200 propuestas de reforma. "Hasta la peor de las medidas propuestas en nuestro acuerdo es mejor que donde estamos con el actual Gobierno saliente", ha asegurado el candidato socialista tras agradecer "la valentía y coraje" de Rivera. Esa apreciación ha despertado el aplauso irónico de los diputados de Podemos, con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón al frente.

El discurso del secretario general de los socialistas, sin embargo, ha vuelto a poner de manifiesto las diferencias entre los dos partidos. El PSOE quiere buscar los votos que le faltan a Sánchez a través de la abstención de Podemos, Compromís, las Mareas e IU. Ciudadanos, sin embargo, se declara incompatible con estos partidos y cree que es el PP quien debería permitir la formación del Ejecutivo. Sánchez ha recordado que las izquierdas no suman, aunque tampoco ha dejado dudas sobre dónde tiene puesta su diana. "Con el señor Rajoy y con las políticas que defiende el PP no podemos pactar", ha dicho el candidato a la presidencia, que ha ofrecido a los populares "dialogar y acordar sobre los grandes asuntos de Estado" y les ha pedido "lealtad" si pasan a la oposición.

Más información