Selecciona Edición
Iniciar sesión

El gasto hospitalario en fármacos sube un 26% por la hepatitis C

Los nuevos medicamentos supusieron un desembolso de casi mil millones en un año

La hepatitis C afecta al hígado.

El plan para extender los tratamientos contra la hepatitis C tiene un precio: en un año, el que va de octubre de 2014 a octubre de 2015, la factura en medicamentos de los hospitales subió un 26%, de acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda (el de Sanidad no da los datos). Sin contar el impacto de estos productos, el alza se queda en el 2,86%.  En números redondos eso quiere decir que, partiendo de una base de 4.200 millones de gasto en octubre de 2014, los fármacos contra el virus supusieron unos 700 millones más de desembolso.  Hacienda solo da los datos a octubre, por lo que a finales de año es de esperar que la cifra sea superior y se acerque a esos mil millones en que se estimó el tratamiento de las personas más afectadas por el virus.

Los números de Hacienda permiten también saber en qué comunidades el impacto de los medicamentos de la hepatitis C es mayor. Suponiendo que la prevalencia de la enfermedad es más o menos uniforme (no es algo exacto), ese incremento se podría ligar con la extensión que tenían los nuevos medicamentos en cada autonomía. Los mayores aumentos en el gasto hospitalario correspondían en octubre a Madrid (37,5%), Baleares (33,5%) y Asturias (32,6%). Los menores a Aragón (9,4%), Extremadura (16,9%) y Navarra (19,6%).

El gasto en medicamentos de los hospitales es la menor de las partidas farmacéuticas de las Administraciones. En octubre de 2015 representaba el 36% del total. El resto corresponde a la parte que pagan las comunidades y el Ingesa, que gestiona Ceuta y Melilla, por la parte de los medicamentos recetados dispensados en farmacia que no abona el paciente. Es lo que se ha venido llamando el gasto farmacéutico, y de este hay datos mensuales.

Precisamente el hecho de que esté en continuo escrutinio llevó a las sucesivas medidas de los últimos Gobiernos (precios de referencia, cambio del copago de pensionistas y usuarios, sacar fármacos de la financiación). Con ello, esta partida estuvo bajando desde octubre de 2010 hasta marzo de 2014, que es cuando recuperó la senda alcista porque el mercado superó el efecto de las medidas tomadas. En octubre de 2015 –por usar la misma fecha de los datos de Hacienda–, el acumulado interanual esta partida era de 9.473 millones, un 1,61% más que un año antes. En este caso sí puede afirmarse que va en aumento, porque en enero de 2016, último mes con datos, ya eran 9.500 millones, un 1,67 que el acumulado de un año antes. Y eso con una gripe mucho más benigna.

Los números son importantes, además, porque permiten seguir una de las novedades de política farmacéutica de este año: el acuerdo entre Sanidad y la patronal Farmaindustria para que el gasto público en fármacos no supere el PIB. En octubre, el incremento fue del 9,2%, muy superior al PIB (poco más del 3%). Si se descuenta el efecto de los medicamentos de la hepatitis, la subida fue del 1,1%, lo que entraría dentro de lo acordado. La patronal considera que este es el cálculo bueno, ya que el efecto de los fármacos de la hepatitis es excepcional, al tratarse de un plan de choque que, cuando acabe, habrá atendido a 52.000 personas, de las que más de 40.000 ya han recibido los nuevos medicamentos.

Más información