Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera defiende la llegada de su agenda política al Congreso

"Algunos hemos hecho esfuerzos y otros no", dice sobre la negativa del PP a negociar

Juan Carlos Girauta y Albert Rivera, durante la intervención de Sanchez.

Pedro Sánchez abandonó este martes el Congreso sin ofrecer la supresión de las Diputaciones, uno de los cinco puntos irrenunciables que recoge su pacto con Ciudadanos, lo que no matizó la firmeza con la que esta formación emergente defendió su acuerdo con el PSOE. “Por primera vez se han podido oír en esta Cámara propuestas muy queridas por Ciudadanos, que llevan nuestro sello”, opinó Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario, celebrando el contenido del pacto suscrito con el candidato y el consecuente estreno del programa de su partido en la Cámara.

Los 40 diputados de Ciudadanos mantuvieron durante el discurso de Sánchez una actitud que fuentes de su dirección describieron como “impostada”. Apenas hubo un aplauso. Abundaron las caras serias. Solo destacó el apretón de manos con el que Rivera se despidió de Sánchez cuando el candidato terminó su exposición. ¿La razón? “Mantener nuestra independencia y que seguimos tendiendo la mano al PP”, resumieron fuentes de la dirección del partido.

“Hacemos una valoración positiva del discurso”, explicó Girauta. “Por primera vez se han podido oír en esta Cámara propuestas muy queridas por Ciudadanos, que llevan nuestro sello distintivo”. Y enumeró: “Es un programa de gobierno reformista, de regeneración de España, en el que hemos encontrado asuntos tan apreciables como el nuevo marco de relaciones laborales, un pacto nacional por la educación, la despolitización de la justicia, propuestas de regeneración importantes… hablamos de un programa de gobierno que de materializarse sería moderado, constitucionalista, reformador y regenerador”. Finalmente, se preguntó: “¿Cómo va a oponerse uno a este programa si comparte esos planteamientos?”.

Diputaciones provinciales

La dirección de Ciudadanos, que ha comprometido su voto afirmativo a Sánchez, vivió con tranquilidad que el candidato omitiera la supresión de las Diputaciones. El partido valoró como “lógico” que el candidato resaltara los puntos del acuerdo que tienen mejor acogida entre sus filas, y no los que causan fricciones —“Para el PSOE ha sido casi como sacar una muela”, valoró Girauta sobre la supresión de las Diputaciones—.

Consecuentemente, la formación emergente mantuvo el tono marcado por su líder a su llegada a la Cámara. “Algunos hemos hecho esfuerzos y otros no”, dijo Rivera sobre la negativa del PP a negociar su incorporación al pacto entre el PSOE y Ciudadanos. El presidente del partido subirá hoy por primera vez a la tribuna del Congreso. Su estreno se basará en tres ejes: “Nueva etapa política, regeneración institucional y diálogo entre partidos”, resumieron fuentes de la Ejecutiva, donde distintas fuentes subrayan como aspecto fundamental de su acuerdo con el PSOE que evita la llegada de Podemos al Gobierno.

Rivera afronta un discurso complicado. Tras ofrecerse como mediador entre los dos partidos tradicionales, su pacto de gobierno le identifica con el PSOE y le separa del PP. Así, este miércoles defenderá que ha firmado el acuerdo porque recoge el grueso de su agenda política, independientemente de que lo encabece Sánchez, y le tenderá la mano al PP. La abstención de los populares es irrenunciable para que su acuerdo con el PSOE no quede en papel mojado.

Más información