Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iglesias dice que “no sería serio” que Sánchez hiciera ofertas de última hora

El líder de Podemos reitera el no de sus 65 diputados en la investidura del dirigente socialista

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado este martes, antes de reunirse con su grupo parlamentario, que no vería "serio" que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, le hiciera este martes alguna oferta in extremis para que apoye su investidura. "Eso no sería serio. No estaríamos hablando de una democracia seria cuando alguien, en el último minuto, hace este tipo de ofertas", ha afirmado. El dirigente de Podemos, por tanto, no espera ningún guiño que logre que cambiar el sentido del voto de los 65 diputados su formación y de las alianzas territoriales En Comú Podem y En Marea.

El partido ha difundido este martes una nota interna que incide en la postura fijada en los últimos días por la dirección con respecto al acuerdo suscrito por Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. "Lo que se vota en la investidura es un pacto entre el PSOE y Ciudadanos que se ha realizado mirando hacia el PP. Ciudadanos lo ha reconocido y su sinceridad ha desbaratado todos los intentos del PSOE de jugar con dos barajas", se lee en el documento.

Los dirigentes de Podemos insisten en que su voto, tanto el miércoles como el viernes, será negativo. "Es necesario tener altura de Estado y proponer medidas serias que garanticen el cambio y no acuerdos que mantienen las reformas aplicadas por el PP". "Ayer [lunes] no hubo una nueva propuesta del PSOE. Lo que enviaron fue una selección de las medidas más agradables de su pacto con Ciudadanos", explica el informe.

Iglesias ha reiterado que tras esta investidura seguirá manteniendo la "mano tendida" para formar un Gobierno de coalición con el PSOE, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromís. La cúpula lo explica así: "Seguimos insistiendo en la posibilidad de formar un gran Gobierno del cambio a cuatro con un programa que contenga medidas que reviertan verdaderamente las políticas nefastas del PP. Cambio no es echar a Rajoy sino también a sus políticas, por lo que este intento de investidura es decepcionante ya que se asienta sobre las reformas aplicadas por el PP. El programa económico de Garicano obtuvo 40 diputados el 20-D y se han convertido en 130 tras el acuerdo".

Más información