Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos rechaza la última oferta de Sánchez para la investidura

Iglesias cree que los documentos "son un corta y pega de su pacto con Ciudadanos"

Carolina Bescansa, Pablo Iglesias y Nacho Álvarez. FOTO: ULY MARTÍN

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dejado claro este lunes que su formación ni se plantea la última oferta del secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, para su investidura. "El PSOE nos envía varios documentos que son un corta y pega de su pacto con Ciudadanos, escondiendo las medidas más vergonzosas. Esto no es serio", ha afirmado en su perfil de Twitter. Sánchez le ha contestado a través de la misma red social: "De vosotros depende que estas medidas arranquen el Gobierno del cambio. No es serio que siga [Mariano] Rajoy". 

El número dos del partido, Íñigo Errejón, también ha destacado que la nueva oferta sigue siendo "incompatible" con el programa de Podemos, ya que, en su opinión, "no modifica ni una coma" del acuerdo suscrito entre Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. El dirigente de Podemos asegura que su formación mantiene las puertas abiertas al diálogo y confía en que, tras este debate de investidura, los socialistas ofrezcan alguna señal. "Le pedimos al PSOE claridad. El PSOE tiene derecho a tomar las decisiones que considere necesario, pero toma unas decisiones y lo contrario", ha destacado Errejón.

El secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, también ha dado a entender que las posibilidades de acuerdo son prácticamente nulas. "Es un documento con el que, como es bien sabido, tenemos un profundo desacuerdo. Difícilmente es posible plantear una política social avanzada, que recupere los derechos que se han perdido, sobre la base del acuerdo con Ciudadanos que consolida una suerte de austeridad light", ha señalado. En su opinión, "difícilmente va a ser posible que por mucha propuesta que se haga cuadre con el documento firmado con Ciudadanos". "Si no se modifica el acuerdo al que han llegado con Ciudadanos, el documento será incoherente e inasumible", ha abundado Álvarez.

Si la dirección de Podemos apremia al PSOE a elegir entre su partido y Ciudadanos, el portavoz parlamentario de los socialistas también ha esgrimido un argumento parecido, este lunes. "Ha llegado la hora de la verdad para Iglesias y los dirigentes de Podemos", ha afirmado Antonio Hernando. Para el PSOE, un no a la investidura de Sánchez supondría "indultar políticamente" al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Argumento insuficiente para Podemos y sus candidaturas territoriales. En Comú Podem, la alianza catalana de Podemos, ha ironizado con la nueva oferta de los socialistas. "Gran trabajo en el cambio de portada, pero sin apenas propuestas para Cataluña", ha afirmado la coalición. Su portavoz, Xavier Domènech, considera que es "prácticamente el mismo acuerdo que se firmó con Ciudadanos" y, en lo que respecta a la cuestión territorial, ha dicho: "Gracias por la propina, pero mejor pagar la cena". Los diputados gallegos de En Marea también la rechazan: "En Marea y la ciudadanía sabemos distinguir entre propuestas para Galicia y palabras vacías". Alexandra Fernández, portavoz de la agrupación, ha calificado las medidas del PSOE de "propuestas mal hechas a última hora para pedirnos los votos". "Es más una cuestión de chantaje que una propuesta serie y respetuosa", ha señalado.

El PSOE hace hincapié en su oferta a Podemos en las medidas que califica de "emergencia social". El guiño al partido de Iglesias, que presentó precisamente una proposición de ley de emergencia social, incluye una batería de medidas para hacer frente a la desigualdad. Los socialistas destacan el ingreso mínimo vital, las soluciones "a los problemas de carencia material severa" —garantía de suministro de agua, alternativa habitacional "en régimen de alquiler social" para las personas que hayan perdido su vivienda, reforma de la ley hipotecaria—, la subida del Salario Mínimo Interprofesional "al menos el 1%" o medidas a favor de los autónomos.

Con respecto al mercado laboral, el documento busca demostrar que pese a no referirse abiertamente a la derogación de la reforma laboral sí plantea una revisión a fondo del sistema, a través de mecanismos que fortalezcan la negociación colectiva y la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores. La oferta del PSOE también defiende que su acuerdo plantea una "reconstruir y modernizar el Estado de bienestar", restablecer la universalidad de la cobertura del sistema nacional de salud y acometer una transición energética, con una reforma del mercado eléctrico.

El documento detalla 15 medidas repartidas en tres bloques. Si el primero está centrado en la agenda social, el segundo desarrolla los planes de Pedro Sánchez en materia de educación e igualdad de oportunidades. El acuerdo propone, por ejemplo, "paralizar con carácter inmediato el calendario de implantación de la LOMCE". El tercer bloque está dedicado a las "reformas del sistema democrático": un pacto institucional contra la violencia machista, un plan lucha contra la corrupción, un programa de asilo y refugio y en defensa de los derechos humanos.

Más información