Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudadanos advierte al PSOE de que solo apoyará el pacto ya firmado

El partido no tolerará contradicciones entre las ofertas de Sánchez a otras formaciones

La dirección de Ciudadanos solo votará a favor de la investidura de Pedro Sánchez si los acuerdos que alcance el candidato socialista con otros partidos no son contradictorios con el pacto de Gobierno que ya ha rubricado con Albert Rivera. “Confiamos en que el acuerdo que vaya a la investidura sea el que hemos firmado con el PSOE y que ha ratificado su militancia”, han explicado desde la formación emergente sobre las ofertas enviadas por el candidato a Podemos, Compromís, las Mareas e IU. “Nosotros solo apoyaremos ese acuerdo”, advierten. Como ha dicho Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, en rueda de prensa: "El único documento válido para nosotros de cara a la investidura es el que hemos firmado. Siempre hemos tendido la mano a que se sumen otras fuerzas".

Una primera y rápida lectura de las ofertas socialistas ha dejado en la dirección de la formación emergente la sensación de que solo se hacen "ligeras matizaciones" a lo ya pactado con Ciudadanos. Eso sí, el partido de Rivera no ve espacio para el pago de la llamada 'deuda histórica' de la Comunidad Valenciana como reclama Compromís. Falta, además, que el equipo negociador de la formación emergente estudie en profundidad los documentos. Cualquier modificación del pacto, advierten desde Ciudadanos, debería ser aprobada por su Ejecutiva.

“Se puede sumar cualquiera que acepte el pacto en sus términos exactos y que no pacte a su vez algo que sea contradictorio”, aseguró a EL PAÍS Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos y miembro de su Ejecutiva, que coincidió en su opinión con la de otros dirigentes que también tienen la máxima confianza de Rivera. “Si Podemos o quien sea acepta que España tiene una soberanía indivisible, que nos comprometemos a que ni ahora ni en el futuro se va a celebra ningún referéndum de autodeterminación, con unas políticas responsables, con nuestras obligaciones europeas, con el control del gasto público… adelante”, enumeró el dirigente de Ciudadanos antes de conocer las nuevas ofertas de Sánchez a otros partidos. “Que se sume a esto cualquiera”, insistió. “Si un partido separatista viene y dice ya no soy separatista, y ahora lo que quiero es reforzar la unión de todos los españoles, me comprometo a que no se toca indivisibilidad del sujeto soberano único, que es el pueblo español, este partido claro que cabe, porque lo que no será ya es independentista”. Girauta resumió las posibilidades de la operación en una frase: “Podemos tendría que dejar de ser Podemos”.

Pese a que la firma de un acuerdo de Gobierno debería haber hecho de PSOE y Ciudadanos socios y aliados, las relaciones entre estos dos partidos son tensas. Rivera insiste en que su compromiso es con el contenido del acuerdo y el Gobierno que ejecute las reformas que recoge, no con Sánchez. Este, por su parte, argumenta que espera contar con el apoyo de Ciudadanos incluso si no logra la investidura a la primera. Las dos partes, además, se han enfrentado por la interpretación de distintos puntos contenidos en el acuerdo, como el del nuevo modelo laboral. Si las ofertas que ha enviado hoy Sánchez a otros partidos contradicen el pacto con Ciudadanos, el conjunto de la operación para llevarle a La Moncloa estará en peligro.

Más información