Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera: “Hay un problema, que el señor Rajoy no se quiere marchar”

El líder de Ciudadanos vincula el éxito de su pacto con el PSOE a la salida del presidente del PP

Albert Rivera, en una imagen de archivo.

Mariano Rajoy es el gran obstáculo para que el PP se siente a negociar con el PSOE y con Ciudadanos, según Albert Rivera, que en la mañana de este lunes ha defendido que las medidas de lucha contra la corrupción y regeneración institucional que recoge su acuerdo con Pedro Sánchez son "antagónicas" al modelo que propone el presidente en funciones.

"Aquí hay un problema de sillas, hablando claro", ha dicho Rivera durante una entrevista en TV3. "Hay un problema de que el señor Rajoy no se quiere marchar, de que su partido no tiene mecanismos internos para cambiar de candidato", ha subrayado. "Como no hay esos mecanismos, dentro del Partido Popular ninguno se atreve a decir que el señor Rajoy se tiene que marchar", ha insistido. "Y como ninguno lo dice, el PP no participa de estas mesas de negociación ni de esta voluntad de acuerdo. Así es. Está enrocado. (…) Estoy convencido de que los votantes del PP, también dirigentes del PP, estarían de acuerdo en participar de una mesa de negociación a tres, pero ahora mismo, con la situación que tenemos, no es posible".

Los dirigentes de Ciudadanos consideran que los casos de corrupción que azotan al PP inhabilitan a Rajoy como socio, porque hacen impensable, según su opinión, que encabece una nueva etapa de lucha contra esta lacra. El presidente en funciones, además, se ha negado a recibir a su homólogo de Ciudadanos para estudiar un posible pacto con los socialistas. Sin ese apoyo popular, o el de Podemos, el pacto PSOE-Ciudadanos es papel mojado, porque no tiene los votos suficientes para llevar a Sánchez hasta La Moncloa.

Rivera, en consecuencia, intenta sumar al PP a su acuerdo con el PSOE para hacer presidente a Sánchez, que se presenta esta semana a la votación de investidura. Si el candidato no consigue llegar a la primera a La Moncloa, los representantes de la formación emergente pedirán una reunión con sus homólogos socialistas para evaluar si el pacto que les une tiene futuro en sus actuales términos. Rivera se ha mostrado a favor de negociar con el candidato al que elija Felipe VI para intentar la investidura. Sin embargo, la opción de que se produzca un giro estratégico para que el PP encabece el acuerdo y Ciudadanos busque la abstención del PSOE parece hoy imposible. Fuentes de la dirección de la formación emergente se muestran sorprendidas por las críticas populares a sus propuestas de reforma ("sin leer el acuerdo", lamentan). Nadie oculta ya, además, que Ciudadanos considera a Rajoy como un obstáculo.

Más información