Podemos fortalece su oposición de izquierdas ante la investidura

El partido asegura que sigue teniendo la "mano tendida" a Sanchez después del debate

Iglesias en la entrevista con Cuatro, el pasado martes.

Podemos prepara para la semana entrante un regreso a un discurso de pura oposición a las principales fuerzas políticas. El partido de Pablo Iglesias aprovechará el debate de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para ensayar una estrategia mixta: enfatizará el rechazo al acuerdo suscrito por el líder socialista con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y a la vez tratará de proyectar una imagen de responsabilidad, acusando a Sánchez de paralizar las instituciones con una “investidura fallida”.

Iglesias buscará, en definitiva, fortalecer su papel como alternativa en el espacio político de la izquierda en actual Parlamento para prometer un nuevo intento de pacto “de progreso”, con contenido y diseño distinto al de Ciudadanos, después del 5 de marzo. “Por supuesto”, afirmó el viernes en Antena 3 Carolina Bescansa, responsable del programa, “mano tendida para que nos sentemos a hablar, esta vez en serio y no teniendo reuniones al mismo tiempo en la salita del al lado negociando lo contrario”.

Los dirigentes de Podemos asumen que corren el riesgo de ser vistos como corresponsables de una repetición de elecciones y harán lo posible para evitar que esa sensación se instale entre los votantes. Para intentar no perder esas cuotas del electorado socialista que el 20 de diciembre decidió apoyar al partido emergente, ya se han volcado con un objetivo central: descargar, al menos de momento, todas las culpas sobre el PSOE, que nunca ha dejado de ser su principal rival estratégico.

Este fin de semana varios cargos, entre ellos, el número dos de la formación, Íñigo Errejón, llevarán, con motivo del Día de Andalucía, esa oposición a una de las comunidades más simbólicas para el voto socialista. Errejón estará hoy y mañana en Granada, donde está previsto que coincida con varios diputados andaluces y con la líder autonómica de Podemos, Teresa Rodríguez, duramente enfrentada a la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Un documento interno difundido el viernes entre los cargos del partido rechaza las acusaciones de los socialistas sobre la valoración que hizo Podemos del acuerdo con Rivera. “Hernando”, afirma el texto en referencia al portavoz del PSOE, “nos llamó mentirosos por afirmar que se abarataba el despido. En una hora tuvieron que rectificar el texto”.