La policía Raquel Gago seguirá libre si paga 30.000 euros más de fianza

Los jueces han denegado la petición de la Fiscalía de que entre en prisión ante el riesgo de fuga

La policía local Raquel Gago, a su salida de una vista en la Audiencia Provincial de León. J. CASARES (EFE) / ATLAS

La policía local Raquel Gago elude la cárcel de momento. Los magistrados de la Audiencia Provincial de León han decidido denegar la petición de prisión provisional sin fianza realizada por la Fiscalía, que consideraba que existía riesgo de fuga. En su lugar, los jueces han acordado incrementar en 30.000 euros la fianza a Gago, que ya tuvo que abonar 10.000 euros para salir libre a finales del pasado mes de enero tras ocho meses recluida en prisión preventiva por su participación en el asesinato a tiros de la que fuera presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. 

El tribunal ha decidido aumentar el importe de la fianza "en razón al incremento del riesgo de fuga", y da a Gago ocho días hábiles para efectuar el pago. Si no abona la cantidad en ese periodo, Gago volverá a prisión.

La agente fue declarada culpable el pasado sábado por un tribunal popular junto a Montserrat González y su hija, Triana Martínez pero su condena no es firme y está a la espera de que se resuelvan los recursos interpuestos por su abogado. El fiscal pide para ella 15 años —12 por asesinato en concurso con atentado y tres por tenencia de armas—. El jurado cree que su participación como colaboradora en el crimen, cometido el 12 de mayo de 2014, está probada, pero que no fue esencial para su consecución.

En el juicio a Raquel Gago de la semana pasada, el jurado, formado por cinco hombres y cuatro mujeres, se dividió. Siete miembros del tribunal —el mínimo que exige la ley para un veredicto de culpabilidad— consideraron probado que la policía local "conoció los propósitos homicidas" de su amiga Triana y de la madre de esta, y que “aceptó formar parte del plan” urdido por ellas.

Más información