Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los sindicatos encuentran sombras en las medidas laborales del pacto

“Queremos pensar que la premura de tiempo ha hecho introducir medidas que no están pensadas con detenimiento”, apunta Cándido Méndez

Sánchez y Rivera firman el miércoles el pacto entre PSOE y Ciudadanos.

A los sindicatos les gusta la música del acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, pero no tanto la letra. Mientras encuentran más coincidencias con sus reivindicaciones en materia fiscal, ponen en tela de juicio algunas medidas en materia laboral. “Queremos pensar que la premura de tiempo ha hecho introducir medidas que no están pensadas con detenimiento, y que deberían revisarse”, apunta Cándido Méndez, secretario general de UGT. “La pluralidad de medidas socioeconómicas resulta simpática, pero en laboral es manifiestamente mejorable”, añade Fernando Lezcano, secretario de Comunicación de CC OO.

“Es positivo que se reconozca que hay que cambiar la regulación laboral y revertir las reformas de 2010 y, sobre todo, de 2012, que han supuesto una degradación de las condiciones de trabajo”, afirma Méndez, quien también destaca la recuperación de la negociación colectiva. Los sindicatos valoran que se pretenda abrir un proceso de diálogo social que culmine, en el plazo de un año, con un nuevo Estatuto de los Trabajadores. A su juicio, puede servir de puente a ampliar acuerdos de izquierda.

No obstante, destacan que hay medidas que no solucionan la precariedad. En particular, se refiere al nuevo contrato estable con indemnizaciones crecientes, “que no es sino un temporal con dos años de duración máxima y que reduce las indemnizaciones por despido”, subraya el líder ugetista. Esa modalidad contempla 12 días el primer año y 16 el segundo en caso de despido procedente, frente a los 20 actuales, mientras se mantienen los 33 en el caso de los improcedentes.

Lezcano, en el mismo sentido, muestra “cierta decepción porque hay poca reversión práctica y da prevalencia al convenio de empresa frente al sectorial”. “Si se analizan las formas de contratación, se llega a la conclusión de que han plasmado un sucedáneo de contrato único que se puede institucionalizar”. Lezcano también se queja de que se pierde una oportunidad de oro para homologar el salario mínimo con Europa.

Más información