Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos lamenta el “dolor” causado a la hermana de Miguel Ángel Blanco

El partido envía una carta a Marimar Blanco, hermana del concejal popular asesinado por ETA

El Grupo Parlamentario de Podemos en Aragón ha asegurado este jueves, en una carta dirigida a la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, que las declaraciones de una de sus diputadas —que comparó un crimen machista con el del concejal del PP Miguel Ángel Blanco— "jamás buscaban provocar daño alguno". El partido ha lamentado el "dolor" causado a la presidenta de dicha fundación, hermana del edil secuestrado y asesinado por ETA en 1997, que ha anunciado este mismo jueves que emprenderá acciones legales contra la parlamentaria.

La respuesta de Podemos, que considera que se trata de un "malentendido", se produce un día después de que la diputada Amparo Bella, cuyo nombre no se cita en la carta, dijera en la Comisión de Asuntos Sociales de las Cortes de Aragón: "Permítame que sea malvada y diga, pensando en el PP, que podríamos haber hecho el mismo comentario hablando del señor Blanco; que a lo mejor podríamos decir: tendría que haber mirado usted hacia atrás para ver si le iban a raptar".

La diputada hizo estas declaraciones para criticar un comentario del delegado del Gobierno de Aragón, Gustavo Alcalde (PP), y reclamar su dimisión. El delegado expresó, refiriéndose a la mujer asesinada por su expareja el pasado lunes, que lo lógico hubiera sido que la víctima avisara a la policía de que su agresor —con orden de alejamiento— podía trasladarse desde Medina del Campo (Valladolid) hasta Zaragoza, donde se produjo el crimen.

"Para nosotros", dice Podemos en la carta a Blanco, "fue tan injustificable que una institución pública culpabilizara a una víctima de su muerte que nuestra diputada quería mostrar el horror que hubiéramos sentido todos nosotros si dichas declaraciones hubieran sido hechas a propósito de otros asesinatos igual de dolorosos o injustos".

"Por el dolor de Soraya [la mujer asesinada] y por el mensaje que mandamos a la sociedad sobre la soledad e impotencia en la que viven hoy las mujeres maltratadas despierta en nosotros la misma desazón que sentíamos cuando ETA asesinaba", dice el partido. Podemos lamenta en la carta que "seguramente de forma poco acertada" no se ha sabido buscar que, "como sociedad, aprendiéramos a llorar estos asesinatos como aprendimos a llorar y denunciar unánimemente el fallecimiento de Miguel Ángel Blanco".