Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ocho razones por las que Podemos votará no a Sánchez

El partido de Iglesias dice que el programa pactado es "lesivo para las mayorías sociales"

Pablo Iglesias, líder de Podemos.

La Secretaría Política de Podemos, que encabeza Íñigo Errejón, ha elaborado este jueves un documento interno que detalla las ocho razones por las que el partido rechaza el acuerdo suscrito por el PSOE y Ciudadanos. La formación califica ese plan de "lesivo para los derechos de las mayorías sociales" y asegura que seguirá intentando un entendimiento con los socialistas después de la sesión de investidura. "Mientras trabajábamos para un acuerdo en materia de política económica que permitiera mirar a la mayoría, en la sala de al lado se redactaba la política económica del señor Garicano", señala el informe. Estos son los argumentos programáticos que, según Podemos, les llevarán a votar no al líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la sesión de investidura de la semana que viene y que reflejan la incompatibilidad de proyecto con esa formación. El PSOE ha replicado esta tarde las afirmaciones de Podemos y ha presentado otro documento, titulado Las 8 sinrazones de Podemos.

1. Ley Mordaza.

Versión de Podemos: "No se deroga la ley mordaza que ataca a las libertades públicas y que ha sido calificada por Amnistía Internacional como una amenaza para los derechos humanos".

Versión del PSOE: "Es falso que no se derogue. El pacto de gobierno contempla anular todos los artículos recogidos en el recurso contra la ley de seguridad ciudadana del PP presentado ante el Tribunal Constitucional por el PSOE y otros partidos, entre ellos IU y Compromís". 

2. Reforma laboral.

Versión de Podemos. Podemos cree que el plan supone un "abaratamiento del despido de los temporales". "No se deroga la reforma laboral, como prometió el PSOE, y se mantienen muchos elementos muy lesivos", mantiene el partido. "El PSOE ha aceptado el contrato único con otra denominación: un acuerdo que propone una tercera reforma laboral", se lee en el informe de Podemos. En definitiva, según el análisis de la Secretaría Política, "el PSOE y Ciudadanos pactan reducir aún más las indemnizaciones por despido".

Versión del PSOE. "El coste del despido del nuevo contrato estable de duración determinada, lejos de bajar, sube con respecto a los contratos temporales actuales de 12 a 16 días anuales en el segundo año. Y no se toca el coste del despido de ningún otro contrato.  [...] Se derogan los tres elementos lesivos de la reforma laboral del PP: la supremacía absoluta del convenio de empresa, la desaparición de la ultraactividad y la autorización al empresario para modificar unilateralmente las condiciones de empleo. [...] No existe ningún contrato único. Las modalidades de contrato se reducen a tres".

3. Complemento salarial.

Versión de Podemos. "Es un acuerdo que, en lugar de ofrecer derechos laborales, propone premiar con dinero público a los empresarios que pagan bajos salarios".

Versión del PSOE. "Es falso que se vaya a pagar con dinero público a los empresarios porque los destinatarios del complemento son directamente los trabajadores con bajos salarios y sus familias: exactamente como figura en la página 43 del documento presentado por Podemos hace 10 días".

4. Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Versión de Podemos. "Es un acuerdo que congela el SMI, pues la inflación se come la propuesta de subirlo un ridículo 1%".

Versión del PSOE. "En dos líneas, Podemos introduce dos falsedades ya que la actual inflación, medida por el IPC está por debajo de cero y en el acuerdo se establece un incremento del Salario Mínimo Interprofesional de “al menos” un 1% este año adicional al 1% ya en vigor".

5. Cuadro macroeconómico.

Versión de Podemos. "El acuerdo alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos salva puntos clave de las reformas económicas del Gobierno de Mariano Rajoy: plantea una trilogía que no es viable ni posible: reducir el déficit al ritmo que pide Bruselas, revertir los recortes y no abordar una reforma tributaria"; "ha desaparecido cualquier objetivo concreto en términos de déficit público, ingresos y gastos públicos"; "en el anterior documento, el PSOE se comprometía con el objetivo de reducir a la mitad la tasa de paro, y esto ha desaparecido del documento actual"; "la propuesta de reducción del IRPF de Ciudadanos no se abandona, solo se aplaza hasta que la situación mejore (lo que decía el PP)"; "ausencia total de un objetivo concreto que asegure la financiación del Estado de bienestar".

Versión del PSOE. "Todo el programa de Podemos reposa sobre unas previsiones económicas y presupuestarias absolutamente alejadas de la realidad. El modelo económico de Podemos supondría la salida de España del euro y el impago de la deuda; lo cual no sería una situación deseable. Por su parte, el acuerdo PSOE-Ciudadanos significa un cambio profundo en la orientación de la política presupuestaria de austeridad del PP: en primer lugar, rechazando los nuevos recortes que reclama la Comisión Europea como consecuencia de la desastrosa herencia del PP y el increíble presupuesto que aprobó para este año; en segundo lugar, un alargamiento del calendario de cumplimiento del déficit negociado con Bruselas y no de manera unilateral; en tercer lugar, renuncia a recortar gastos sociales primando otro tipo de ajustes burocráticos y administrativos y mejorando la eficiencia del gasto público y por último, procediendo a una profunda reforma fiscal cuyas piezas esenciales son no subir la carga impositiva a las rentas del trabajo y trasladar el peso del ajuste a la tributación de la riqueza, las grandes fortunas, Sociedades y los tributos medioambientales".

6. Artículo 135 de la Constitución.

Versión de Podemos. "No se deroga la modificación del artículo 135 de la Constitución, sometiendo los intereses de los acreedores por encima de los servicios públicos y los derechos sociales". 

Versión del PSOE. "Como se recogía en el programa electoral del PSOE y en el programa de gobierno presentado el 8 de febrero, el acuerdo contempla la modificación del artículo 135 de la Constitución para que la “estabilidad social” justifique y permita la superación de los límites de déficit y deuda pública".

7. Sanidad pública.

Versión de Podemos. "Es un acuerdo que abre las puertas al copago farmacéutico y a la privatización de la gestión".

Versión del PSOE. "El acuerdo garantiza que el copago farmacéutico no sea una barrera de acceso, en especial para las personas en situación de vulnerabilidad social; términos similares a los recogidos en el documento de Podemos del 15 de febrero. El acuerdo de gobierno PSOE-ciudadanos refuerza la gestión pública del sistema manteniendo la titularidad pública de centros y servicios sanitarios".

8. Despolitización de la justicia.

Versión de Podemos. "El acuerdo entiende que despolitizar la Justicia es que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en vez de 20 vocales elegidos por políticos, lo formen 10 vocales elegidos por políticos".

Versión del PSOE. "En la página 47 del acuerdo se establece un nuevo procedimiento para el nombramiento de los miembros de los órganos constitucionales y de los organismos reguladores, entre ellos el propio CGPJ que hace que los nombramientos sean por méritos y capacidad y no por intereses partidistas".

Más información