Selecciona Edición
Iniciar sesión

La esposa de Pujol eludió en Panamá el pago de impuestos andorranos

El hijo del 'expresident' admite que Marta Ferrusola se benefició de una "estructura" para evitar una tasa

Jordi Pujol Ferrusola, en la Audiencia Nacional. FOTO: SANTI BURGOS / VÍDEO: EL PAÍS TV

Marta Ferrusola, la esposa del expresidente catalán, se benefició también de una estructura en Panamá para eludir el pago de impuestos andorranos. Lo acabó admitiendo, pese a negarlo inicialmente y tras un duro interrogatorio del juez, su hijo mayor Jordi Pujol Ferrusola. La matriarca del clan fue beneficiaria de una de las cuatro cuentas de Kopeland Foundation, una "estructura jurídica" que permitió a varios miembros de la familia pagar menos tasas por la fortuna de Andorra, que al mismo tiempo ya era opaca a la Hacienda española.

En una declaración de más de tres horas, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, el hijo mayor explicó que la Banca Privada de Andorra (BPA) le "planteó" crear una estructura en Panamá en diciembre de 2012. En ese momento, la Policía había iniciado ya las investigaciones sobre los negocios de Júnior. Según su versión, sin embargo, fue el banco quien tomó la iniciativa. "Me dijeron que se había creado un impuesto nuevo sobre el ahorro andorrano y que la forma de eludirlo era montar esto". El primogénito agregó que se trataba de una "práctica habitual" que en ese momento se propuso a muchos otros clientes.

"¿Su madre era beneficiaria de Kopeland? ¿Tenía una cuenta corriente de las que estaban asociadas a Kopeland?", le preguntó el juez José de la Mata en un momento del interrogatorio. "Yo diría que no. Yo tenía tres cuentas y ninguna era de mi madre", contestó Jordi Pujol Ferrusola. El magistrado le hizo notar entonces que existía una cuarta cuenta y le hizo leer, además, un correo electrónico intercambiado con Joan Miquel Prats, consejero delegado del BPA.

"Solo para estar seguros de que no la liamos", escribe el consejero y lee Pujol, "en la Fundación Kopeland hay cuatro cuentas. En la documentación es siempre Jordi, pero realmente una de las cuentas los fondos que se ingresan son los que venían de la numerada a nombre de la madre. Por eso es la parte que enviamos a nombre de la madre, pero las otras tres cuentas de Kopeland se quedan en el saldo de BPA. ¿Esto es correcto?". El correo termina con una sola palabra del hijo mayor: "Correcto".

"Resulta que su madre sí era titular de una cuenta en Kopeland", le reprocha el juez. "Sí (…) Es que no me acordaba. Creo que estuvo durante un tiempo y luego la sacamos", trató de justificar el primogénito, imputado por blanqueo de capitales. De la Mata le hizo notar de nuevo que hay una solicitud de transferencia al extranjero el 11 de julio de 2014 por parte de Marta Ferrusola. La fecha coincide con la cancelación de cuentas del BPA (que pasaron a Banca Madrid) y la regularización de la fortuna oculta. "No me acordaba, señoría", acertó a decir el mayor de los siete hermanos.

"A mi madre la ponemos conmigo... Este tsunami que llevamos hace tres años la ha dejado tocada. Ella era muy reacia y yo la acompañé para que supiera lo que tenía que hacer", agregó. El primogénito tampoco aclaró si otros hermanos se acogieron también a la estructura panameña para eludir el pago de impuestos andorranos. "Lo hablamos, pero no sé si algunos lo abrieron y otros no. Sé que Josep y Oleguer ya no decidieron tirar adelante porque decidieron regularizar el dinero".

Pujol también explicó cómo, a partir de 1992, pasó a gestionar el supuesto legado que su abuelo Florenci había dejado a su nuera y sus siete nietos. Y cómo distribuía las cantidades de forma más o menos equitativa entre los hermanos. En el caso de su madre, la mayoría de los rendimientos, admitió, se los pasaba "en efectivo". Para aumentar el importe de ese legado, los primeros años invirtió en "láminas financieras" opacas que, en su opinión, dieron una gran rentabilidad y explican por qué creció de forma exponencial la fortuna acumulada en Andorra.

Más información