Selecciona Edición
Iniciar sesión

Pedro Sánchez admite que será difícil llegar a acuerdos: “Ya me gustaría”

El líder del PSOE no descarta la posibilidad de que se llegue a un entendimiento con otras fuerzas

El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha combinado la crítica y los mensajes de esperanza para referirse este jueves a Podemos, que este miércoles se levantó de la mesa de negociación después de que los socialistas alcanzaran un acuerdo con Ciudadanos. "Ayer hubo un acuerdo por el cambio y otro por el bloqueo entre el PP y Podemos", ha dicho Sánchez, que, en varias ocasiones, ha situado al partido de Pablo Iglesias junto a los populares ya que ambos votarán, previsiblemente, en el mismo sentido —no a Sánchez— en la investidura de la semana que viene.

"No doy por perdida la posibilidad de acuerdos", ha afirmado el candidato socialista en una entrevista en la Cadena SER, donde también ha expuesto que "Podemos ha sido el último en sentarse y el primero en levantarse". "La línea roja ha de ser poner fin al Gobierno del PP y a Mariano Rajoy", ha llegado a marcar el líder socialista. En cualquier caso, admite que será "difícil" llegar a acuerdos antes de la sesión de investidura. "Ya me gustaría", ha dicho.

Pedro Sánchez, que ha defendido el acuerdo firmado con Ciudadanos, considera que "tanto IU como Podemos deberían reconocer que es un avance sustancial". Y ha defendido también la pregunta que se trasladará a la militancia sobre los acuerdos, cuyo enunciado se conoció este miércoles: "El PSOE ha alcanzado y propuesto acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista?".

En un artículo publicado este jueves en EL PAÍS, Pedro Sánchez defiende el acuerdo y explica su decisión de empezar por lo "urgente": "Por eso, tanto Ciudadanos como PSOE hemos puesto como prioridad a las personas, y entre las personas a aquellas que tienen más necesidades, eso es lo urgente. Por eso, nuestro primer objetivo compartido es poner en marcha un plan de emergencia social que necesitan millones de españoles y españolas", que han cifrado en 7.000 millones de euros.

Los ejes en los que se desarrollaría ese plan tendrían como objetivo acabar con la pobreza energética y terminar con los desahucios, "garantizando a todas aquellas familias que sufran casos de insolvencia sobrevenida una vivienda de alquiler social".

Más información