Fernández Díaz liga la declaración de persona ‘non grata’ a delitos de odio

El ministro del Interior se refiere a la decisión del Ayuntamiento de Pontevedra con respecto a Mariano Rajoy

En el marco de la presentación del balance de 2015 de delitos de trata de seres humanos y delitos de odio, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, se refirió ayer a la reciente declaración de persona non grata del presidente en funciones, Mariano Rajoy, por parte del Ayuntamiento de Pontevedra. “Declarar persona non grata a alguien puede incitar a la violencia y al odio en sus diferentes formas por parte de los vecinos”, dijo. Y remarcó la vinculación que, a su juicio, puede existir entre esa clase de declaraciones y los delitos de odio.

En opinión del ministro, ese tipo de calificativos deberían dedicarse “a violadores o terroristas”, pero no a personas ilustres como es el caso de Mariano Rajoy, “que es hijo adoptivo de esa ciudad”.

El lo que al balance se refiere, en 2015 los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado realizaron 3.000 inspecciones administrativas destinadas a detectar posibles organizaciones de trata de seres humanos, la mayor parte (el 74%) en clubes de alterne. Se identificaron a más de 13.000 personas en situación de riesgo y 215 grupos criminales o personas que se dedicaban a esa actividad. Un total de 42 fueron desarticulados y 471 personas fueron detenidas: 152 por trata de seres humanos con fines de explotación sexual principalmente procedentes de Rumanía, España y Nigeria, y 319 específicamente por explotación sexual.

Rumanas y portuguesas

Los agentes liberaron a 810 víctimas —mayoritariamente mujeres (134 por Trata laboral y 676 por explotación laboral)— procedentes principalmente de Portugal, Rumania, China, Lituania y Pakistán y Brasil.

El perfil de las personas explotadas sexual y laboralmente es el de mujeres de entre 23 y 32 años mayoritariamente rumanas y portuguesas con permiso de residencia. La explotación laboral se ejerce sobre todo en el ámbito rural.

A la espera de que se presente próximamente un informe pormenorizado sobre delitos de odio, el ministro avanzó algunos datos llamativos, como que dentro de esta tipología delictiva la mayor parte de los 1.324 casos registrados en 2015 —un 13% más que en 2014 “por incluirse los ataques por ideología y por género”— son de naturaleza racista (506), ideológica (308) y por discapacidad (224). Las víctimas mujeres suponen el 40% y el 10% son menores. Pero hay también un dato alarmante: entre los detenidos 60 son menores.

Más información