Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La supresión de las Diputaciones, una medida espinosa del acuerdo

El PP cuestiona que la eliminación de los entes sea constitucional

La posible eliminación de las Diputaciones provinciales incluida en el pacto entre PSOE y Ciudadanos es una de las medidas más controvertidas del acuerdo entre ambas formaciones. A la propuesta de Ciudadanos para suprimir estos entes con 62.000 empleos públicos, el PSOE respondió con la idea de sustituirlas por consejos de alcaldes, y el partido de Albert Rivera dio por bueno el proyecto porque ambas supondrían un ahorro estimado entre 4.000 y 5.000 millones.

Durante la ronda de contactos, el PSOE ha aclarado al PNV que la propuesta, incluida entre los cinco puntos de una reforma constitucional exprés, no afecta ni a las Diputaciones Forales vascas ni a los Cabildos canarios, sino solo a las Diputaciones provinciales.

El PP ha avanzado su oposición a la medida, ha cuestionado que sea constitucional y ha anunciado que sus grupos municipales presentarán mociones en todos los Ayuntamientos en defensa de las diputaciones. El vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos popular, Javier Arenas, ha subrayado que este pacto representa un “ataque frontal a los municipios españoles, y de forma muy especial a los pequeños Ayuntamientos”. Arenas ha defendido que estos entes son “imprescindibles” para muchos Consistorios y “cumplen un papel fundamental prestando asistencia y cooperación jurídica, económica y técnica a los pequeños municipios”. “Es falso que supongan un problema financiero”, ha censurado Arenas.

A la oposición del PP se ha sumado el sindicato CSIF, que reclamó a los grupos parlamentarios una negociación para las reformas de la Administración en un pacto de Estado que incluya a los sindicatos como “representantes legítimos” de los 62.000 trabajadores de las Diputaciones.

Mientras, el Gobierno andaluz de Susana Díaz ha defendido la labor que desempeñan las diputaciones, pero también se ha mostrado partidario de “racionalizar” las competencias que desempeñan las distintas administraciones para evitar duplicidades. “La posición de la Junta pasa por reconocer el papel que desarrollan las Diputaciones, que son un factor de cohesión territorial y social, especialmente para los pequeños municipios”, ha asegurado el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

Vázquez ha ensalzado el papel de las diputaciones como “crucial” para el desarrollo “armónico” del conjunto de los municipios. No obstante, reconoció que, ante el “arranque” de la legislatura, es el momento de “repensar” el funcionamiento de las instituciones para analizar “qué competencia realiza cada Administración” para evitar “cualquier tipo de duplicidad”. “Así serán ágiles y eficientes. En esa labor de racionalizar las competencias que desarrollan las distintas Administraciones, sí estará la Junta”, ha añadido Vázquez, informa Antonio J. Mora.