Los municipios gallegos de Cotobade y Cerdedo unen sus Ayuntamientos

La fusión de estas dos localidades es la segunda que se produce en España en tres años

Los Ayuntamientos pontevedreses de Cotobade y Cerdedo, de 4.300 y 1.800 habitantes respectivamente, se unirán en lo que supondrá la segunda fusión de Ayuntamientos de toda España desde 1981. La anterior, hace tres años, se produjo entre los municipios coruñeses de Oza dos Ríos y Cesuras, lo que ha llevado este martes al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a sacar pecho y asegurar que "Galicia sigue siendo pionera en la racionalización del mapa local de España".

El anuncio de la fusión se produjo de forma solemne en la sede oficial de la Xunta en una comparecencia anunciada menos de tres horas antes de Feijóo con los alcaldes de los dos municipios, ambos del PP. Con el recuerdo presente de las críticas recibidas de vecinos y oposición a la anterior fusión de Oza-Cesuras y en plenas negociaciones para la formación de Gobierno, el presidente gallego elogió el paso dado por los regidores en beneficio del "interés de la gente antes del interés de los cargos". Según Feijóo, decisiones como esta fusión municipal son un ejemplo de "buena política" frente a los debates entre "vieja política y nueva política" o entre política "discreta o sensacionalista".

Cotobade y Cerdedo, de 135 y 80 kilómetros cuadrados respectivamente, están situados en el interior de la provincia de Pontevedra y pierden población desde hace años, como tantos otros municipios rurales. Ambos Ayuntamientos, al igual que hace tres años Oza y Cesuras, están gobernados con mayoría absoluta por el PP. El regidor de Cerdedo, el veterano José Balseiros, que sucedió en 2004 en la alcaldía a su suegro, destacó el "problema demográfico grave" que arrastran los municipios rurales. "No nos queda más remedio que tomar decisiones valientes para seguir prestando servicios", dijo.

El mismo argumento ofreció el alcalde de Cotobade, Jorge Cubela, que tras las elecciones municipales de 2011 se convirtió en el regidor más joven de España, con 22 años. La fusión la anuncian ahora, dijo, "antes de que la impongan" y defendió tomar decisiones para que nadie tlo haga en su lugar. Según Cubela, "anteponemos a los vecinos al coste político que pueda haber".

El nuevo municipio se llamará Cerdedo-Cotobade, por orden alfabético, pero ninguno de los presentes desveló cuál de los dos alcaldes encabezará la gestora que liderará el proceso. Los regidores pidieron poder informar antes a sus vecinos y a los grupos de la oposición y aseguraron que las dos casas consistoriales actuales permanecerán abiertas para seguir prestando servicios de proximidad a todos los ciudadanos.

El presidente Feijóo destacó que la fusión permitirá ahorrar en burocracia y cargos públicos y se podrá beneficiar tanto de un fondo de 2,2 millones de euros creado por su Gobierno para incentivar las uniones como de ayudas estatales de 350.000 euros al año durante cinco ejercicios.

Aprobación en pleno

El proceso de fusión contempla ahora una primera aprobación por parte de ambos plenos municipales, una exposición pública, la posterior fusión de ambas corporaciones y la aprobación definitiva por parte de la Xunta. En el caso de la fusión de Oza-Cesuras, Feijóo la anunció en marzo de 2012 y fue aprobada definitivamente por el Gobierno gallego 15 meses después, en junio de 2013. En las municipales del pasado año el PP volvió a obtener mayoría absoluta.

Con la nueva fusión, Galicia pasará a tener 313 Ayuntamientos. En toda España existen más de 8.000 municipios, de los que el 84% no llega a los 5.000 habitantes y el 48% no supera los 500. Preguntado por posibles nuevas uniones municipales, Feijóo dijo que "Galicia no puede descartar otras fusiones", pero matizó que la Xunta no tiene previsto que pueda concretarse ninguna más hasta dentro de al menos medio año, pues "depende del grado de madurez de los proyectos y de la voluntad de presentarlos".

El portavoz del PSOE en el Parlamento de Galicia, José Luis Méndez Romeu, se apresuró a criticar el anuncio de la fusión. A su juicio, "el mundo local está en peores condiciones hoy que hace siete años, cuando llegó Feijóo a la Xunta".