Selecciona Edición
Iniciar sesión

Más de 40.000 personas reciben ya el nuevo tratamiento para la hepatitis C

Sanidad calcula que 52.000 enfermos cumplen los requisitos para que les den la medicación

Más de 40.000 personas han recibido ya el tratamiento de última generación contra la hepatitis C, según ha informado en la mañana de este martes el Ministerio de Sanidad. La cifra exacta no se conoce, ya que en el recuento faltan los datos de enero de 2016 de cinco comunidades, y los de febrero de todas ellas. Esta combinación de fármacos tiene tasas de curación superiores al 95% para todas las variantes del virus. Cuando se estableció el plan contra la hepatitis C, en España había 95.524 diagnosticados, de los que 51.964 eran pacientes con fibrosis en grado F2, F3 y F4. Este indicador refleja el deterioro del hígado, y es el baremo en función del que se ha decidido dar tratamiento.

Aun así, la cifra total tampoco está cerrada. El plan incluía excepciones, como personas que tenían relaciones sexuales sin protección con frecuencia o que tienen otras comorbilidades, como el VIH –muy frecuente en personas con hepatitis C porque sus vías de transmisión son las mismas, aunque la infectividad del virus que causa el sida sea mayor–. También pueden aducirse problemas de ansiedad o mentales para ser tratado aunque el hígado esté poco afectado.

El dato más concreto que se tiene es que durante 2015 recibieron la medicación 38.067 personas, a las que hay que sumar 2.322 que se han incorporado a la terapia en enero en 12 comunidades. Sanidad no indica qué autonomías no han entregado aún los datos.

Tampoco hay información sobre el coste de cada tratamiento. El plan preveía un gasto de 727 millones, que para atender a 52.000 personas arroja un precio de 14.000 euros por cabeza. Este coste debe, en principio, ser asumido por las comunidades, que son las que gestionan la sanidad. El ministerio se negó a establecer una partida extra, aunque se anunció que ayudaría a las Administraciones autonómicas.

El precio inicial de combinación de medicamentos era superior a los 100.000 euros, pero las presiones del Gobierno y de las asociaciones del paciente han conseguido una rebaja. Ello habría supuesto un gasto para las comunidades de 5.200 millones solo para este tratamiento, un 10% de la suma de sus presupuestos sanitarios, lo que lo hacía inasumible.

Más información