Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Camps pide que no lo detengan y dice que Barberá está triste

El expresidente valenciano insta a la Guardia Civil a identificar al agente que habla con la prensa

Camps durante la rueda de prensa de este lunes. M. TORRES / ATLAS

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha comparecido este lunes en un hotel de Valencia para negar las informaciones que apuntan a su implicación en el caso Taula, la trama vinculada al PP de la Comunidad Valenciana que presuntamente cobró mordidas por centenares de contratos y financió irregularmente a la formación. "Estoy indignado, harto", ha afirmado Camps. "Rita [Barberá, exalcaldesa de Valencia] está triste por lo que se está diciendo de ella", ha añadido el expresidente, que no descarta presentarse a las primarias para presidir el PP de la Comunidad Valenciana. Y está convencido de que si volviera a concurrir a las elecciones autonómicas ganaría "de calle".

Camps ha instado al director general de la Guardia Civil a identificar "en 24 horas" al guardia civil que, según ha dicho, habría contado a la Cadena SER su implicación en la trama de Taula. Y ha pedido que a él no lo arresten. "Que no me detengan, que me llamen y daré las explicaciones que me pidan". El expresidente ha contado que estuvo desde las dos de la madrugada hasta las seis de la mañana de este lunes intentando que el juez de guardia impidiera a la SER publicar la información que lo implica. Y ha mantenido que nunca tuvo conocimiento del cobro de comisiones, y que de haberlo tenido "lo habría denunciado".

Camps ha calificado de "horror" la tesis de los investigadores de que el PP de la Comunidad Valenciana, cuyos exdirigentes se encuentran inmersos en más de 15 casos de presunta corrupción, actuó en conjunto como una organización criminal. El exjefe del Consell ha puesto la "mano en el fuego" por Barberá, por el expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus —detenido en enero y al que se oía contando dinero en una grabación del caso Taula— y por cualquier persona sobre la que no pese una sentencia firme. Sobre los exdirigentes del PP valenciano Rafael Blasco y Carlos Fabra, ahora en prisión por corrupción, ha preferido no opinar.

Más información