Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El ministro del Interior ve llamativo que solo salgan casos vinculados al PP

El PSOE pide la dimisión de Fernández Díaz por acusar a jueces y fiscales de parcialidad

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. FOTO: L. PIERGIOVANNI (EFE) / VÍDEO: ATLAS

La detención de Alfonso Grau, este lunes, ha caído como un mazazo sobre los cuadros del PP, aunque algunos cargos, como el ministro del Interior en funciones, han visto intencionalidad política en las últimas operaciones contra la corrupción. El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha expresado su extrañeza porque las iniciativas judiciales que afectan a los populares se produzcan en unos momentos "tan sensibles" como las conversaciones para intentar conformar un Gobierno.

Fernández Díaz, en declaraciones a Telecinco, ha afirmado: "No somos el único partido con casos de corrupción y lo que es más llamativo es que los únicos casos que salgan en estos momentos tan sensibles son los que afectan al PP. Solo digo eso, que lo interpreten como quieran"

Para el ministro del Interior en funciones, que ha asegurado que con sus palabras no falta el respeto "para nada a los jueces", el discurso dominante es que el PP no puede gobernar porque es el partido de la corrupción y tiene que pasar a la oposición para regenerarse.

La reacción del PSOE no se ha hecho esperar. El portavoz socialista en el Senado, Óscar López, ha exigido la dimisión del ministro del Interior en funciones. "Es intolerable que el ministro acuse a jueces, fiscales, policías y guardias civiles de una actuación parcial y partidista", ha sentenciado el dirigente socialista, que ha recordado que cuando estalló el caso Gürtel en 2009 Mariano Rajoy denunció que se había "montado poco menos que una persecución contra el PP".

Asco y tristeza en Valencia

La mayoría de los dirigentes del PP se han pronunciado hoy sobre los nuevos escándalos que afectan al partido en Valencia. Unos reclamando mano dura, como la presidenta de los populares madrileños Cristina Cifuentes, y otros pidiendo prudencia y que no se condene antes de tiempo a personas como Francisco Camps, involucrado con la supuesta existencia de cinco cajas de dinero B en la estructura valenciana, o a Rita Barberá, supuestamente relacionada con el supuesto blanqueo de capitales del grupo municipal en el Ayuntamiento de Valencia.

"Si este señor [Alfonso Grau] se ha corrompido que pague y devuelva lo que se ha llevado", ha dicho Cifuentes, que al ser interpelada sobre si se estrecha el cerco sobre Rita Barberá ha indicado: "No tengo ningún temor, quien haya cometido un delito en el PP, que lo detengan, que lo metan en la cárcel si lo tienen que meter y que la Justicia actúe".

El presidente de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno, ha pedido tiempo "para que se hagan las actuaciones judiciales pertinentes y se esclarezcan los hechos".

La presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig, ha preferido guardar silencio hasta conocer el alcance de la operación policial en Valencia y ha delegado en la exconsejera María José Català para realizar la primera valoración. "El PP tiene muy claras sus responsabilidades y cuando las tiene que asumir da la cara", ha dicho la portavoz valenciana.

La detención de Grau ha coincidido con la puesta en marcha de la gestora del PP de la ciudad de Valencia que preside el diputado autonómico Luis Santamaría. La gestora, elegida el pasado viernes, tenía previsto hoy reunirse con el expresidente y exportavoz municipal Alfonso Grau para realizar el traspaso de poderes y revisar el sistema de funcionamiento interno de las distintas agrupaciones de distrito. 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha declarado sentir "asco y tristeza" tras conocer los últimos escándalos que afectan al PPCV y la existencia de posibles cajas B en el partido que ha gobernado la Comunidad Valenciana durante los últimos 20 años.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, de Compromís, ha indicado en las redes sociales: "La corrupción es cosas del PP. El Ayuntamiento continuará colaborando con la justicia. Los valencianos somos honrados".

Más información