Selecciona Edición
Iniciar sesión

El delegado del Gobierno pide al fiscal que prohíba dos homenajes a Otegi

Carlos Urquijo advierte de un posible delito de enaltecimiento del terrorismo

Arnaldo Otegi, en agosto de 2008, tras abandonar la cárcel de Martutene.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha enviado este lunes un oficio al fiscal jefe de la Audiencia Nacional para pedirle que impida la celebración de dos actos de bienvenida a Arnaldo Otegi, el dirigente abertzale que saldrá de prisión el 1 de marzo, al considerar que dichos homenajes "podrían ser constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo".

La notificación que ha remitido Urquijo a la fiscalía se refiere a dos actos. Uno de ellos en Elgoibar, localidad guipuzcoana de la que es natal Otegi, el mismo 1 de marzo, fecha en la que abandonará la cárcel de Logroño. El otro ha sido organizado una plataforma, el 5 de marzo, en el velódromo donostiarra de Anoeta. Urquijo sostiene en su escrito que "los actos de enaltecimiento a miembros de una banda terrorista están tipificados como delito según se recoge en el artículo 578 del Código Penal y no es un eximente el hecho de ser más o menos conocido públicamente porque la ley es igual para todos".

El delegado del Gobierno argumenta que con los homenajes a Otegi, que está a punto de cumplir una condena de seis años y medio de cárcel por el caso Bateragune —el intento de resucitar la ilegalizada Batasuna—, se quiere consumar "una nueva humillación a las víctimas del terrorismo, algo que también queda expresamente prohibido por la Ley 29/2011 de reconocimiento y protección integral a las mismas".

Urquijo lamenta que la izquierda abertzale trate de "homenajear a los verdugos" en lugar de reconocer a las víctimas de ETA, lo que, a su juicio, no se corresponde con el "nuevo tiempo" que dice defender el entorno radical.

"El hecho de que en unos meses se celebren elecciones y algunos pretendan presentar a Otegi como un hombre de paz ni blanquea su historia de apoyo a la banda terrorista ETA ni supone una patente de corso para verse exonerado de cumplir la ley", asegura el delegado del Gobierno en el País Vasco. "Podrán tratar de presentar estas convocatorias como actos políticos", pero, a juicio de Urquijo, tienen "la pretensión de homenajear a Otegi y enaltecer su figura tras su salida de la cárcel después de haber sido condenado por pertenencia a banda armada como tantos otros miembros de ETA a los que se ha bailado un aurresku o se ha entregado el ramo de flores". Por todo ello, reclama al ministerio público que es necesario "estar más vigilantes" para evitar que se consumen los homenajes.

Más información