Muere la bebé con tosferina de Guadalajara trasladada a un hospital de Madrid

Sanidad detectó un brote familiar, con la excepción de un niño de 7 años, que estaba vacunado

ampliar foto

La bebé de un mes aquejada de tosferina, que fue trasladada el pasado día 12 desde el Hospital Universitario de Guadalajara hasta el Doce de Octubre de Madrid, ha fallecido, según han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha.

Estas mismas fuentes informaron hace una semana de un brote familiar de tosferina en el seno de una familia vecina de Guadalajara de origen marroquí, cuyos miembros, a excepción de un niño de 7 años, que estaba vacunado en España, habían contraído la enfermedad, si bien los padres no requirieron ser ingresados pero sí su hija de tres semanas de vida.

Desde el Hospital Universitario de Guadalajara, la bebé fue trasladada al Hospital Niño Jesús de Madrid, donde tras ser evaluada fue derivada a la UCI pediátrica del Doce de Octubre, donde este viernes falleció al agravarse su estado.

Se da la circunstancia de que el pasado mes de octubre murió otro bebé de dos meses y medio en Cuenca debido a esta enfermedad y un mes después otro bebé de esta ciudad fue ingresado por tosferina en la UCI pediátrica del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, aunque, por suerte, superó la enfermedad.

La tosferina es una enfermedad infecto-contagiosa que provoca problemas respiratorios y que es más grave durante las primeras semanas de vida, cuando el niño no ha sido vacunado.

El pasado 10 de febrero, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron en la Comisión de Salud Pública la distribución de 223.000 dosis adicionales de la vacuna trivalente que protege frente a la tosferina, la difteria y el tétanos con el objetivo de cubrir todas las necesidades de vacunación en 2016, tanto en menores como en embarazadas