Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy se aferra a ser el candidato del PP haya o no elecciones

Admite que la corrupción "nos ha hecho mucho daño como partido" pero pone como ejemplo a Soria de que "hay que cuidar no condenar a un inocente"

Mariano Rajoy se fotografía junto a un joven en Bilbao. EL PAÍS

El presidente del Gobierno en funciones del PP y líder del PP, Mariano Rajoy ha dicho este sábado en Bilbao que el Partido Popular y España pueden contar con él. En un foro de Nuevas Generaciones denominado Jóvenes, Libertad y Participación, ha subrayado que no da la partida por perdida y que intentará una coalición con PSOE y Ciudadanos en el momento en el que fracase el líder socialista Pedro Sánchez. "Esto necesita una coalición a tres", ha dicho poco después de aterrizar en Bilbao procedente de Bruselas. Pero también ha dejado claro que si todo falla, "la Constitución deja muy claro lo que hay que hacer", es decir, nuevas elecciones. Rajoy se aferra a ser el candidato del PP en uno u otro escenario.

El presidente en funciones se ha esforzado, como hiciera el viernes, al término del Consejo Europeo que dio luz verde al acuerdo con el Reino Unido para evitar su salida de la UE, en transmitir que el PP tiene un plan para sacar a España del "bla bla bla que tanto daño le hace".  "Si Sánchez no lo consigue el PP está dispuesto a intentarlo", ha dicho en Bilbao. "En España se le ha hecho perder mucho tiempo a la gente. Y eso no le conviene. A nosotros no nos podrán reprochar que no lo hemos intentado. Estamos convencidos de que España daría un magnífico mensaje fuera si se puede conseguir esa coalición a tres". 

Su opinión es que, 252 diputados de 350 que hay en el Congreso sería una fuerza muy importante para afrontar el futuro y las "grandes" reformas que hay que acometer. En su opinión "estar indefinidamente en funciones no le conviene ni a la economía ni a las instituciones", y ha advertido de que "si no se hace un gobierno serio", el país volverá "a las andadas" como con el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy ha aterrizado en Bilbao, directamente de Bruselas, tras una semana en la que no ha tenido ninguna intervención pública en España. Su acto en Bilbao ha sido el primer acto interno tras la dimisión, el pasado domingo, de Esperanza Aguirre como presidenta del PP de Madrid y tras la formación de una gestora para el partido regional que preside la jefa del ejecutivo autonómico, Cristina Cifuentes.

La corrupción ha ocupado los primeros minutos de su dicurso. Rajoy ha respondido al presidente del PP de Bizkaia, Anton Damborenea, cuando le ha dicho que "estamos hasta los cojones de leer en los periódicos, un día sí y otro también, de gente que se ha dedicado a otras cosas" en el partido. "Somos los más perjudicados. Te pido que además de las reclamaciones judiciales, el partido también vaya a por ellos", le ha reclamado Damborenea en medio de los aplausos de los jóvenes. "No te voy a explicar hasta donde estoy yo, pero te lo puedes suponer", le ha respondido Rajoy.

"Nos han hecho mucho daño, como país y como partido" ha admitido, "y hemos presentado un paquete de leyes como nadie, hemos expulsado a mucha gente, suspendido a otra mucha, y hemos actuado con contundencia", ha explicado. "Pero también quiero decir que no se puede condenar a un inocente y hemos visto muchos casos que terminaron en nada y alguno está sentado hoy en la mesa del Consejo de Ministros", ha recordado en relación con Soria. Dos plataformas ecologistas denunciaron al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria ante Anticorrupción por unos informes sobre las energías renovables que presuntamente habían sido trucados .

Damborenea ha afirmado  que la dureza del partido contribuirá a recuperar la confianza de los españoles en el Partido Popular. “Tenemos que intentar que mucha gente que nos votó, y otros que no, recuperen la confianza en la gente de este partido”, dijo. La presidenta de Nuevas Generaciones del PP, Beatriz Jurado, coincidió con él: “El partido ha de ser más cercano, más abierto, más limpio y más amable para atraer, sobre todo, a los más jóvenes”.