Selecciona Edición
Iniciar sesión

El juez decreta cárcel sin fianza para la cúpula del banco ICBC por blanqueo

El magistrado ha dictado seis órdenes de prisión, entre ellas la de Wei Liu, director general del gigante chino en España, y de Xiuzhen Wang, su directora adjunta

El Juzgado de Instrucción número 7 de Parla (Madrid), que investiga por blanqueo de capitales y falsedad al Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), uno de lo más grandes del mundo con 150 millones de clientes, ha ordenado el ingreso en prisión incondicional para los dos principales ejecutivos de la sede central de esta entidad en España: se trata de Wei LIU, director general, y de Xiuzhen Wang, directora adjunta. La misma medida ha dictado el juez contra Liu WANG, ex director general del ICBC para Europa. Asimismo, el instructor de la Operación Shadow, desarrollada esta semana por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y que supuso el registro de la entidad y el decomiso de abundante documentación, ha dictado otras tres órdenes de prisión, en este caso eludibles bajo fianza de 100.000 euros, contra cargos secundarios de la entidad; Jing Wang Huang, jefa departamento Banca Minorista; Chen Chen, también jefe del departamento de Banca Minorista, y Dayan LI, director de Internacional (IT).

El juez mantiene el secreto del sumario de esta investigación, que ha permitido desmantelar una trama financiera y empresarial dedicada a blanquear en España ingentes cantidades de dinero para su envío a China (parte del dinero procede de la recaudación de bazares chinos). La operación fue desarrollada por la UCO de la Guardia Civil bajo la supervisión de la Fiscalía.

Los investigadores calculan que la red ha podido colocar en el país asiático, una vez lavados en España, decenas de millones de euros que eludieron los controles de la Agencia Tributaria. Las pesquisas apuntan a que ICBC colaboraba “de forma activa” en el blanqueo de fondos de origen ilícito en España. Las pesquisas han descubierto otras sedes del ICBC en Europa que también participan en la misma operativa de blanqueo, de lo que han sido informadas las autoridades europeas.

La operación está vinculada con otra llevada a cabo el pasado año denominada Snake (serpiente en inglés), que supuso la detención de 30 personas. Se trató de chinos afincados en España y varios agentes de aduanas habilitados (no funcionarios) para el control de mercancías en puntos fronterizos. El juez de Parla dictó entonces 29 órdenes de prisión.