Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy: “Si hay elecciones quiero ser el candidato”

El presidente asegura que si Sánchez no logra ser investido le llamará para volver a ofrecerle un acuerdo

Mariano Rajoy, en la segunda jornada de la cumbre de Bruselas. EFE | Vídeo: ATLAS

A Mariano Rajoy no le ha hecho ninguna gracia que trascendiera su “conversación privada”, como él mismo se ha encargado de remarcar, con el primer ministro británico, David Cameron, a quien le dijo que “lo más probable” es que se repitan las elecciones generales en España el próximo 26 de junio. La idea de que ha arrojado la toalla y no piensa hacer nada por evitar nuevos comicios le perjudica. Por eso, el viernes por la noche, al término del Consejo Europeo que dio luz verde al acuerdo con el Reino Unido para evitar su salida de la UE (el denominado Brexit), el presidente en funciones se esforzó por transmitir lo contrario: que piensa “dar la batalla” para que España haya un gobierno “razonable y sensato”; lo que, en su opinión, solo puede significar una coalición entre el PP, el PSOE y Ciudadanos.

Con ese objetivo, según anunció esta madrugada, llamará a Pedro Sánchez al día siguiente de que éste pierda la investidura, lo que Rajoy da prácticamente por descontado, para “saber qué quiere hacer” y volverle a plantear la opción de la que el líder del PSOE no ha querido ni oír hablar hasta ahora: un ejecutivo presidido por él en el que el dirigente socialista podría ocupar una vicepresidencia. Eso no quiere decir que Rajoy esté dispuesto a aceptar el encargo del Rey para formar Gobierno que ya rehusó tras la primera ronda de consultas del jefe del Estado. El presidente en funciones ha insistido en que “a la investidura se va a ser investido” y que él solo aceptará el envite si cree que tiene posibilidades de ganarlo, lo que solo sería posible con al menos la abstención del PSOE, lo que los socialistas rechazan ahora de plano. Pero el panorama podría cambiar, o al menos eso espera él, tras un fiasco de Sánchez.

Si los socialistas no se mueven, habrá elecciones y Rajoy repetirá como candidato. Para disipar cualquier duda o cualquier tentación de moverle la silla, ha dejado claro que su intención es volver a presentarse, con el aval de haber ganado las últimas elecciones a más de 30 escaños de la segunda fuerza política, aunque sin capacidad para tejer las alianzas necesarias para gobernar. Quizá porque la campaña electoral ya ha comenzado, Rajoy ha aprovechado para culpar a Sánchez, por sus devaneos con Podemos, de que la agencia Moody’s haya bajado la calificación a España.