Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ciudadanos cita al Partido Popular para intentar el pacto a tres

El partido de Rivera propone debatir el documento de cinco grandes pactos de Rajoy

ampliar foto
Mariano Rajoy y Albert Rivera, durante su reunión de la semana pasada.

Ciudadanos dio este viernes un paso clave en su intento de mediar entre PSOE y PP para lograr un pacto entre los tres partidos: ofreció una reunión el martes o el miércoles a la formación de Mariano Rajoy y al tiempo aceleró en las negociaciones que mantiene con los socialistas. La ejecutiva de Ciudadanos será informada este domingo de la marcha de esas conversaciones, por lo que su equipo negociador no descarta llegar a la cita con los populares sabiendo ya si puede lograr o no un pacto con el PSOE.

El partido de Rivera hace equilibrismos para intentar acompasar los tiempos de las negociaciones con PP y PSOE. La formación de Rajoy hubiera querido que las conversaciones con Ciudadanos comenzaran esta semana, pero el equipo negociador de Rivera está volcado en sus citas con los socialistas, a los que prioriza desde que Pedro Sánchez fue propuesto por Felipe VI para la investidura. Ese retraso en la apertura de negociaciones sobre los cinco pactos propuestos por Rajoy —empleo, reforma fiscal, social, educación e institucional— provocó ayer críticas por parte del PP.

“No sé en qué está pensando el señor Rivera”, se quejó Rafael Hernando, portavoz parlamentario del partido de Rajoy, en RNE. “El señor Rivera ha faltado a su palabra, él sabrá por qué razones”.

Los dirigentes de Ciudadanos esperan que sus negociaciones con los dos partidos tradicionales demuestren amplias áreas de coincidencia que obliguen a que el PP y el PSOE se pongan de acuerdo. Por eso plantean a las dos fuerzas el mismo documento negociador. Su mediación se ve dificultada por cuatro circunstancias. Sus 40 diputados no pueden decidir el presidente. Los dos partidos tradicionales se vetan mutuamente. Las negociaciones con el PSOE reflejan distancias importantes en política fiscal o laboral. Y el PP, finalmente, ya ha anunciado que no negociará bajo la premisa de que se busque su abstención para hacer presidente a Sánchez. “Sería un fraude pedirle al que ha ganado que se abstenga para que gobierne el que ha perdido”, dijo Hernando. El PP, además, no ha seleccionado aún a los miembros de su equipo negociador. Solo Rajoy, que reúne el lunes a su consejo de dirección, puede decidir esa alineación.

Presidencia del Congreso

Un debate menor, el del futuro de la presidencia del Congreso, refleja lo alejadas que están las posiciones. Mientras el PP interpreta que Ciudadanos le convenció de que debía ocuparla el PSOE a cambio de que Rivera priorizara a Rajoy en las negociaciones por La Moncloa, en la formación emergente se argumenta que su compromiso es pedir que el partido de Génova dirija la Cámara baja si Sánchez llega a la presidencia. Son muchos los escollos. Los casos de corrupción han convertido al propio Rajoy en uno de ellos desde la perspectiva de Ciudadanos, que ha preparado a sus equipos para meses de negociaciones.

Más información