Identificado en Amberes el cadáver del joven español Hodei Egiluz

El ingeniero vasco permanecía desaparecido desde octubre de 2013

Anuncio difundido por la policía belga con información de Hodei. Vídeo: Quality

El cadáver encontrado en el río Escalda de Amberes (Bélgica) el pasado 11 de febrero es el de Hodei Egiluz, el vecino de la localidad vizcaína de Galdakao que permanecía desapareció desde el 19 de octubre de 2013, cuando tenía 23 años, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la víctima. La familia de Hodei se había trasladado esta semana a Bélgica para estar presente en el análisis del ADN del cuerpo sin vida localizado, que lleva una ropa similar a la tenía puesta el joven ingeniero cuando desapareció.

Hodei Egiluz se trasladó a Amberes en abril de 2013 para realizar unas prácticas profesionales en la empresa local Createlli, que en junio le ofreció un contrato de trabajo. El joven fue visto por última vez el 19 de octubre en la zona norte de la ciudad. Las autoridades belgas, que buscaron sin éxito su cuerpo en los muelles del río Escalda, aseguraron que contaban con suficientes indicios para creer que fue víctima de un hecho criminal y que no desapareció voluntariamente.

La familia se ha desplazado esta semana a Amberes acompañados por la delegada del Gobierno vasco para la Unión Europea, Marta Marín; el alcalde de Galdakao, Ibon Uribe, y un ertzaina que ha investigado el caso.

Un miembro de la plataforma Hodeiren Bila ha explicado que los padres del joven, Paco y Koro Díaz, "acaban de comunicar a su hija Eneritz (hermana de Hodei) que el cadáver corresponde a Hodei". "Por ahora no sabemos más", afirma Goyo Urratikoetxea, antiguo compañero de trabajo del padre de Egiluz.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha enviado su pésame a los familiares del joven. El ministro les ha hecho llegar un telegrama, según informan fuentes de su Departamento, que añaden que Fernández Díaz ha mantenido estos días contacto permanente con la familia del joven fallecido. Asimismo, ha estado en contacto también con su homólogo en Bélgica, el ministro Jan Jambon.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Galdakao, reunida este viernes, ha guardado un minuto de silencio en memoria de Hodei Egiluz. De este modo, los partidos han trasladado su "condolencia y acompañamiento" a la familia, poniéndose a su disposición para todo aquello que considerase necesario en estos difíciles momentos, según ha informado el Consistorio de la localidad vizcaína.

 

 

845 días desaparecido

M. O.

Han pasado dos años y casi cinco meses desde la madrugada del 19 de octubre de 2013, cuando Hodei Egiluz fue visto por última vez en Amberes. Esa noche, el joven ingeniero informático vasco, nacido en Galdakao (Bizkaia) hace 23 años, que había llegado a la ciudad belga poco antes de ese verano, fue a cenar con unos amigos y después se perdió su pista en los alrededores de la freiduría Number One, en el centro histórico, cerca del río Escalda donde finalmente ha sido hallado su cuerpo en una zona de muelles.

Egiluz fue atracado dos veces esa noche, según las averiguaciones policiales, pero hay muchas sombras que impiden poner luz sobre las verdaderas circunstancias en las que se produjo su desaparición. Los padres del joven, Pablo y Koro Díaz, familiares, allegados y el Ayuntamiento de Galdakao trataron desde un primer momento de que las autoridades belgas investigaran el caso y pusieron en marcha una campaña para encontrar al joven. La Policía y la Fiscalía belgas han invertido unas 3.200 horas de trabajo hasta dar con el cuerpo de Hodei. Las pruebas de ADN que se le han realizado al cadáver han confirmado este mismo viernes que se trata del joven vasco.

La policía detuvo a dos jóvenes, Jaud M.y Yussef M., como los presuntos autores del robo del móvil de Egiluz, además de Mohamed Y., quien se habría apropiado supuestamente de su cartera. Esos tres sospechosos reconocieron su implicación en los hechos, pero negaron cualquier vinculación con la desaparición del joven.

Los padres han solicitado hoy que se esclarezcan las causas de la muerte de su hijo. Han comparecido en el Ayuntamiento de Amberes, acompañados por el alcalde de la ciudad, el nacionalista flamenco Bart De Wever, y han pedido a las autoridades belgas su colaboración para aclarar las circunstancias de la muerte de Hodei. "Es muy duro e imposible describir con palabras cómo nos sentimos, porque siempre albergamos la esperanza de que Hodei apareciese vivo y regresara a casa, nunca renunciamos a ello", pese a que cada día que pasaba se hacía más difícil creerlo, ha declarado su padre, Pablo Egiluz.

Más información