Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Grau dice que Barberá dirigió a Urdangarin hacia Valencia Turismo

El exvicealcalde dice que el precio de Nóos le pareció "razonable" al patronato de la fundación municipal

El exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau ha explicado este jueves que fue la alcaldesa Rita Barberá quien propuso a Iñaki Urdangarin que presentase su proyecto de las jornadas Valencia Summit a la fundación municipal Valencia Turismo Convention Bureau, que acabó pagando parte de los más de 3,5 millones de euros que el Instituto Nóos logró de las instituciones valencianas.

Grau, que además de ser la mano derecha de Barberá presidía la fundación municipal, ha manifestado que fue a comentarle a la alcaldesa que habían recibido una propuesta del Instituto Nóos en Valencia Turismo para realizar unas jornadas. "Ella me dijo que hacía unas semanas había estado con Urdangarin, que le había hablado de una cosa que pintaba bien y que le había dicho que la presentase, entre otros sitios, a la fundación".

En sus respuestas al fiscal Pedro Horrach, Grau ha admitido que era "la presencia de Urdangarin la que daba viabilidad al proyecto". Aunque inicialmente se habló de cuatro ediciones, ha proseguido el exvicealcalde de Valencia, las sesiones de 2007 no se realizaron porque el gerente de la fundación José Salinas le dijo que "Urdangarin había dejado el Instituto Nóos y era su presencia la que daba fiabilidad" al proyecto.

Finalmente, el Valencia Summit constó de tres ediciones que se formalizaron a través de un convenio de colaboración y revisiones posteriores selladas por la fundación Valencia Turismo, la empresa de la Generalitat Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y el Instituto Nóos. La fundación municipal aportó 522.000 euros a cada una de las ediciones, una cantidad inferior a la aportada por la empresa pública.

La declaración de Grau ha puesto fin este jueves a los testimonios de los cinco exaltos cargos de la Administración valenciana acusados de cooperar con la trama que dirigían Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres.

El también presidente de la fundación Valencia Turismo ha explicado que tuvo conocimiento de la propuesta del Instituto Nóos en una reunión en 2003 del Consorcio Copa del América que preparaba la ciudad para la famosa regata. Grau no ha sabido explicar quién le transmitió la propuesta, pero ha admitido que fue él quien la defendió en el patronato de la fundación municipal y que el precio les pareció "razonable" a los patronos.

A preguntas del abogado de la acusación del grupo municipal socialista, la mano derecha de Rita Barberá ha afirmado que ni firmó, ni participo en la elaboración de los contratos y que la alcaldesa nunca le dijo nada sobre la propuesta de Torres y Urdangarin hasta que le trasladó que se había recibido en la fundación. Tampoco ha sabido explicar Grau por qué se negaron los convenios a los grupos de la oposición en las Cortes Valencianas con el argumento de que tenían una cláusula de confidencialidad.

Madrid 2016

Tras Grau ha declarado la exconsejera delegada de la Fundación Madrid 2016, dependiente del Ayuntamiento, Mercedes Coghen, que ha explicado que fue Iñaki Urdangarin quien le llamó para proponerle una colaboración activa de cara a la candidatura olímpica.

Tras el primer contacto, Coghen y varios cargos municipales mantuvieron una reunión con Urdangarin y su socio Diego Torres. "Nos explicaron cómo podrían colaborar con la candidatura, el bagaje que tenían, su experiencia y cómo el deporte podía ayudar a integrar a estamentos desfavorecidos. Nos interesaba y queríamos aprovechar esa sinergia", ha recordado Coghen, que ha explicado que ya no volvió a tener noticias hasta que le dijeron que desde la fundación de Urdangarin les pedían dinero.

En total, según la fiscalía, Madrid 2016 abonó en dos años 114.000 euros a la fundación Cultura, Deporte e Integración social, sucesora de Nóos, en concepto de donaciones a pesar de que el convenio de colaboración que se firmó no previó ninguna contraprestación económica y no consta trabajo alguno realizado por la fundación.

Pese a todo, la responsable de la candidatura Madrid 2016 ha admitido que no tuvo ningún reproche hacia la labor de Iñaki Urdangarin, que se comprometió a contactar con miembros del Comité Olímpico Internacional, y ha elogiado su perfil. : "No se puede hacer un concurso para una persona que es única", ha indicado.