Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rivera: “El principal escollo con el PSOE es en materia fiscal”

El líder de Ciudadanos señala que esta semana es "decisiva" en sus negociaciones con los socialistas y subraya una subida de impuestos o un referéndum como puntos de fricción

El principal escollo para que fructifiquen las negociaciones entre PSOE y Ciudadanos para un pacto de Gobierno es la financiación de los recursos de un posible acuerdo y la propuesta fiscal, según ha explicado en la mañana de este miércoles Albert Rivera en una entrevista en TVE-1. Como adelantó EL PAÍS, las dos partes coinciden en su voluntad de retrasar a 2017 el cumplimiento del objetivo de déficit para 2016 (3% del PIB), pero aún deben resolver la cuestión capital de "cómo se redistribuyen los recursos" para financiar un posible acuerdo y, especialmente, el compromiso que supondría convertir los derechos sociales en fundamentales a través de una reforma constitucional. El partido de Albert Rivera, que no puede decidir por sí mismo el nombre del próximo presidente, se opone a una subida de impuestos, mientras que el de Pedro Sánchez deja la puerta abierta al proponer una "reforma integral de la tributación de la riqueza" en su documento negociador.

“No hay ningún preacuerdo, lo siento”, ha dicho Rivera. “Lo que hay es una negociación muy seria para cuadrar las cuentas que seguirá esta semana”, ha seguido. “Los principales escollos son los que hay en materia fiscal y el referéndum”, ha añadido. “Estamos negociando pero todavía hay diferencias sustanciales (…) No está hecho. Hay diferencias en algunas cosas importantes. Creo que esta semana es decisiva”.

Los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos, que encabezan Antonio Hernando y José Manuel Villegas, respectivamente, se reúnen otra vez este miércoles en el Congreso de los Diputados. Los dos partidos han alcanzado ya acuerdos o están muy cerca de hacerlo en materias en las que ya tenían grandes puntos de coincidencia antes de sentarse a dialogar: lucha anticorrupción o frente al fraude fiscal, y pactos para la regeneración democrática o para la educación. Aún deben resolver, sin embargo, el núcleo de las políticas que definen el carácter de un gobierno: sistema económico, laboral y fiscal.

Al tiempo, Ciudadanos y PP ya intentan organizar una mesa de negociaciones paralela que quieren que comience la próxima semana.

Más información