Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los líderes regionales de Podemos respaldan el referéndum catalán

Pablo Echenique cree aunque lo “urgente” es lo social, la consulta es “fundamental”

No hay fisuras en el discurso público de los dirigentes de Podemos. Los líderes territoriales del partido de Pablo Iglesias, aun los de las comunidades sin tensiones soberanistas, comparten la celebración de un referéndum en Cataluña en la primera parte de la legislatura, tal y como ha planteado el partido en su propuesta de acuerdo de Gobierno con el PSOE. Incluso aunque ello frustrara un posible Ejecutivo progresista, dada la oposición de los socialistas. “La celebración de un referéndum, en la línea de lo que planteaba el Partido Socialista en Cataluña hasta 2012, no solo entra dentro de la legalidad, sino que además es la mejor garantía para un estado más democrático y plural”, argumenta Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en Andalucía. “Nuestros votantes no entenderían que para poder llegar a un acuerdo de Gobierno renunciáramos a cuestiones importantes para nosotros como la democracia”, arguye el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina.

“Nosotros planteamos un referéndum para asegurar la unidad de España. Es un orgullo para mí formar parte de la única fuerza de ámbito estatal que propone soluciones reales de desbloqueo de la situación”, razona por su parte el líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, encuadrado al principio entre los dirigentes críticos con Iglesias. “Hay un clamor popular que pide el referéndum. El PSOE se equivoca si sigue haciendo caso a la vieja guardia”, añade el líder en Extremadura, Álvaro Jaén.

Unos y otros coinciden en defender que el referéndum en Cataluña no es una “línea roja” —al igual que sostiene la dirección nacional del partido— sino su propuesta para solucionar el problema. “No hay premisas insoslayables en nuestro documento de casi 100 páginas. A diferencia del PSOE, nosotros tendemos la mano sin líneas rojas. Eso sí, también defendemos las propuestas sensatas y buenas para España”, incide Echenique. La alianza catalana de Podemos, En Comú Podem —cuyos dirigentes se encargaron, principalmente, de redactar el apartado de la plurinacionalidad en la propuesta de Podemos— sí ha defendido que el referéndum tendría que figurar por escrito en un hipotético acuerdo con el PSOE. ¿Sería posible que cedieran en ese aspecto? El líder castellanomanchego concede que “dependiendo de cuál fuera la contraoferta”.

Dirigentes como Echenique admiten que la solución a la emergencia social es más “urgente” que la consulta catalana. “Lo urgente y prioritario es la restitución de los derechos humanos en España y el rescate ciudadano”, apunta. “Pero eso no significa que no pensemos que es también fundamental, aunque pueda ser menos urgente, dar una solución al problema de encaje territorial de nuestro país”, añade. El líder extremeño ve sin embargo “tan urgente e importante el desempleo como la cuestión territorial”.

La líder andaluza respalda el resto del contenido de la propuesta de "plurinacionalidad" de Podemos porque "es la que mejor permite defender las conquistas históricas del pueblo andaluz en materia de autogobierno, gracias a la posibilidad de blindaje de competencias que presenta este plan". Rodríguez subraya que Andalucía "está reconocida como una nacionalidad histórica en el Estatuto de 2007, aprobado en referéndum por un 87% de votos afirmativos", y por ello considera necesario "defender el máximo nivel competencial" para sus instituciones autonómicas "en esta nueva transición".