Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PP y Ciudadanos ya preparan el calendario de su negociación

Hernando y Villegas mantienen conversaciones para abrir una ronda de reuniones la próxima semana

Mariano Rajoy y Albert Rivera, durante su reunión de la semana pasada.

Los dirigentes del PP y de Ciudadanos ya están diseñando el calendario de las negociaciones que esperan mantener a partir de la semana que viene para acordar un pacto de legislatura, así como el formato de las reuniones entre los dos partidos. Rafael Hernando, portavoz de la formación de Mariano Rajoy en el Congreso, y José Manuel Villegas, vicesecretario general y jefe de gabinete de Albert Rivera, ya se han puesto en contacto para coordinar los detalles. Aunque ninguno de los dos partidos ha decidido aún quiénes les representarán en esas citas, según fuentes consultadas, el tiempo apremia.

El presidente del PP y el de Ciudadanos se reunieron el jueves pasado. Entonces acordaron abrir negociaciones esta misma semana. En consecuencia, y pese a que los dos partidos ya han hecho públicos sus documentos negociadores, se ha producido un retraso frente al calendario previsto. Así, la formación emergente aprovechará para intentar cerrar un acuerdo con el PSOE esta misma semana, con lo que llegaría a la negociación con el PP pudiendo poner sobre la mesa una hoja de ruta consensuada con los socialistas que permita explorar puntos comunes entre las tres formaciones. Ese pacto a tres que patrocina Rivera parece hoy imposible. Los 40 diputados de Ciudadanos no tienen fuerza suficiente para decidir el nombre del próximo presidente, sea este Rajoy o Sánchez. Cualquier acuerdo con la formación emergente requiere, al menos, de un tercer partido. Como el PP y el PSOE se votarán no mutuamente, la situación es de bloqueo. 

Para Rivera, la prioridad la tiene hoy Sánchez porque es el candidato designado por Felipe VI. El líder de Ciudadanos, además, se ha desmarcado de Rajoy, al que no considera capacitado para encabezar la lucha contra la corrupción. Los casos y operaciones que azotan al PP dificultan la posición negociadora del candidato del PP, que ganó las elecciones.

Pedro Sánchez, candidato del PSOE, se someterá a una primera votación de investidura el 2 de marzo. Rajoy, que declinó el ofrecimiento de Felipe VI para dar ese paso, ya ha manifestado su intención de presentarse si el secretario general del PSOE no tiene éxito y el Rey vuelve a ofrecerle esa posibilidad. En consecuencia, si Sánchez no logra su meta a la primera, se abrirán dos meses de negociaciones al sprint antes de que se convoquen otras elecciones.

Más información