El Congreso tendrá una comisión para investigar la corrupción

El PP se sumará con su propia petición a la de Podemos, PSOE, IU y Compromís

Joan Baldoví, de Compromís, el pasado 8 de febrero.

El Congreso de los Diputados tendrá una comisión permanente dedicada a investigar y proponer soluciones legislativas a la corrupción, si es que avanza la legislatura. Ya han presentado diferentes peticiones por un lado Podemos y por otro PSOE, Izquierda Unida y Compromís. Ciudadanos apoya la petición y el PP presentará en estos días en el registro del Congreso su propia solicitud.

La intención de varios grupos es buscar un punto común para unirlas en una sola que pueda ser aprobada en el primer pleno que se celebre, para que empiece a funcionar de manera inmediata. Antonio Hernando, portavoz del PSOE, pidió el martes expresamente a Podemos que acepte sumarlas en una sola para que salga adelante y para que sea operativa. Este martes, la Mesa de la Cámara calificó las peticiones para que se sometan ya al primer pleno, donde está asegurada la mayoría suficiente para aprobarla. Incluso, podría ser aprobada por unanimidad.

Sería la primera vez que se crearía una comisión de este tipo en el Congreso. Sí ha habido comisiones de investigación sobre asuntos concretos y duración limitada en distintas legislaturas, pero no de forma genérica y permanente. La pasada legislatura fue la única en la que no se aprobó ninguna comisión de investigación en el Parlamento.

Formalmente, no sería una comisión de investigación, porque estas tienen una regulación específica que requiere un plazo y un objeto determinado para actuar y ésta se pretende que sea permanente, es decir, que dure toda la legislatura. Pero en la práctica actuaría como las de investigación.

La intención de los proponentes es que haya comparecencias y que salgan propuestas de reformas legales para combatir la corrupción. Por ejemplo, que se pidan comparecencias de dirigentes del PP o sus extesoreros para hablar de financiación ilegal.

En la Asamblea de Madrid hay dos comisiones pedidas por Ciudadanos y Podemos para investigar la corrupción y el endeudamiento de la Comunidad. En esa comisión compareció la semana pasada Esperanza Aguirre.

Modelo catalán

El modelo es también el del Parlament de Cataluña que, en su primer pleno tras la investidura, creó una comisión de estudio de medidas de lucha contra la corrupción y de regeneración democrática.

La primera petición en el Congreso fue de Podemos en forma de “comisión no legislativa de lucha contra la corrupción”. “Pretendemos implicarnos directamente en la investigación y prevención de los casos sin inmiscuirnos en la tarea de Justicia”, aseguró el diputado de Podemos y exmagistrado Juan Pedro Yllanes en la presentación de la iniciativa.

Los populares cargan contra Patxi López

El PP no deja de arremeter contra el presidente del Congreso, Patxi López. Tras la presión de las últimas semanas, este martes Rafael Hernando acusó a López de “actuar de forma arbitraria” y de vulnerar la Constitución y el reglamento, al servicio “de la propaganda” de Pedro Sánchez al fijar la fecha de la investidura.

La propuesta de PSOE, Izquierda Unida y Compromís es más amplia y sí tiene carácter legislativo y permanente como cualquier otra comisión de la Cámara. Es decir, su trabajo no tiene fecha de caducidad y puede impulsar la aprobación de normas. Su objeto es “la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales”.

Y se explica en ese documento que “esta comisión será de carácter permanente durante toda la legislatura y tendrá como objeto analizar, acordar y proponer las medidas y modificaciones legislativas necesarias para fortalecer las instituciones democráticas, mejorar la representación política, la democracia interna de los partidos políticos, la participación ciudadana y la transparencia, regular de manera exhaustiva los conflictos de intereses de los cargos públicos y electos, combatir y prevenir más eficazmente la corrupción y reforzar la imparcialidad e independencia de los órganos constitucionales y organismos reguladores”.

El PP, en principio, era reacio a este tipo de comisiones, pero ante lo inevitable de su creación ha decidido sumarse y en estos días presentará su propuesta que ya tiene preparada. Fuentes populares aseguran que su idea es examinar las posibilidades de reforma legal contra la corrupción. Además, se reservan la opción de proponer y aprobar comisiones de investigación en el Senado, donde tienen mayoría absoluta.