Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenidos el dueño y directivos de Vitaldent por delitos económicos

En la operación hay 13 detenidos; entre ellos, el propietario de la franquicia, Ernesto Colman

La clínica Vitaldent de la calle de Albalá. FOTO: VÍCTOR LERENA / VÍDEO: ATLAS

La cúpula directiva de la red de clínicas Vitaldent, con su propietario Ernesto Colman a la cabeza, fue detenida este martes por constituir “un grupo diseñado para eludir impuestos y blanquear dinero”. Fueron 13 los arrestados y 15 los registros de la policía, en los que hallaron 36 coches y hasta un avión, comprados para blanquear el dinero negro procedente de pagos en metálico en sus franquicias y que guardaban en cuentas suizas. El fraude asciende a más de diez millones de euros.

 No logró escapar. Las pretensiones de Ernesto Colman de cerrar el chiringuito y fugarse con la pasta fueron frustradas este martes por la Policía Nacional. El protésico dental fundador y propietario de la cadena de clínicas dentales Vitaldent, fue detenido junto al vicepresidente de su empresa, Bartolo Conte, el director comercial, Vicente Samper, y otros diez administradores y gestores de la compañía acusados de blanqueo de capitales, fraude a la Hacienda pública y estafa.

 Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) efectuaron este martes 15 registros, entre las principales sedes de la empresa en Madrid, bufetes de abogados y domicilios de los arrestados. En una de ellas, en la calle Abalá, en el distrito madrileño de San Blas, se encontraron 36 coches y hasta un avión, valorado en un millón de euros. Todos artículos y bienes adquiridos por el empresario uruguayo, afincado en la capital a finales de los ochenta, para blanquear el dinero negro que procedía de las 450 franquicias de la empresa repartidas por España, Portugal, Polonia e Italia, donde fue también arrestado en Milán el responsable de la cadena

Alquiler de aviones y ventas de pura sangre

P. O. D.

Las vías para blanquear el dinero incluían empresas intermediarias de productos de lujo. Los detenidos cuentan con más de 200 fincas (varias de ellas en el Valle de Arán, Lleida), coches de alta gama, caballos pura sangre, dos sicav (sociedades de inversión) y una empresa de alquiler de aviones. Los investigadores cifran el fraude en unos 10 millones de euros.

La trama desviaban el dinero que recibían en metálico a Suiza y Luxemburgo y después ese dinero se reinvertía nuevamente en España. Se hacían con artículos de lujo o creaban nuevos negocios.

La bautizaron como Operación Topolino y la investigación comenzó a raíz de las denuncias de algunos de los responsables de las franquicias de la clínica dental, obligados a cobrar en metálico a sus pacientes y a pagar mensualmente cerca de un 10% de su facturación en negro a Colman, según desvelaron fuentes de la investigación.

Se calcula que Vitaldent, creada hace 25 años en España y publicitada como “una clínica a pie de calle elegida por más de siete millones de usuarios”, ronda los 500 millones de euros anuales de facturación y cuenta con 7.500 empleados, según su página web. Según fuentes policiales y jurídicas, la detención de la cúpula de la compañía no afectará al funcionamiento de las franquicias, que seguirán atendiendo normalmente a sus pacientes.

Suiza y Luxemburgo

Colman blanqueaba el dinero, que obtenía “en b” de sus franquicias, en Suiza y Luxemburgo, según fuentes policiales. Ingresaba en diferentes cuentas las remesas de dinero negro y después lo reinvertía en España mediante compras de inmuebles, bienes, fincas, artículos de lujo y empresas intermediarias como una de alquiler de aeronaves y otra de caballos pura sangre.

Con esta actuación coordinada por la Fiscalía Anticorrupción e instruida desde el juzgado número 2 de Majadahonda, se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas urbanas repartidas por toda España, aparte de los 36 vehículos y la aeronave. Se han bloqueado los saldos de las personas físicas y jurídicas investigadas, repartidos en 25 entidades financieras. También han bloqueado los activos financieros de dos sicav (sociedades de inversión de capital variable) por importe de 5 millones de euros y establecido la prohibición de disponer de otras 103 fincas rústicas. En 2007 Colman compró el pequeño pueblo abandonado de Montgarri en el Valle de Arán (Lérida).

El fraude alcanza al menos los 10 millones de euros, en un cálculo estimativo, a falta de que se culmine la investigación. Los arrestados formaban parte de un grupo organizado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a Hacienda, evitar obligaciones fiscales y blanquear dinero. La estafa es doble: a la Hacienda pública y a los propietarios de las franquicias.

Más información