Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un libro homenajea a Tomás y Valiente, asesinado hace 20 años

El acto ha estado presidido por el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos

Un día y 20 años después de que Francisco Tomás y Valiente, expresidente del Tribunal Constitucional, fuese asesinado por ETA, magistrados, políticos, familiares y escritores se han reunido para presentar el libro sobre su vida y su trabajo, Una mirada valiente, a las siete de la tarde de este lunes en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid. El acto, que ha estado presidido por el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, ha rendido homenaje a Tomás y Valiente, que perdió la vida el 14 de febrero de 1996 en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid a los 63 años, como un “símbolo de la Transición, la democracia y la libertad”.

Tomás y Valiente, que nació en 1932 en Valencia, fue asesinado por el miembro del Comando Madrid Jon Bienzobas, alias Karaka, en su despacho. El etarra se había introducido como un alumno más en el departamento universitario y, tras esperar unos minutos en el pasillo a que Tomás y Valiente se quedase solo, irrumpió en su oficina, donde le sorprendió sentado detrás de una mesa y hablando por teléfono. Le propinó tres disparos a bocajarro y luego, pistola en mano, huyó hasta alcanzar un coche que le aguardaba en el exterior.

El libro que se ha presentado este lunes, coordinado por el abogado José Manuel Bravo, cuenta con la colaboración de diferentes personalidades, como Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Ángel Gabilondo o Juan Luis Cebrián, entre otros. “Fue un hombre de diálogo, de palabra, de comunicación y de entendimiento”, ha dicho Gabilondo. En el acto también ha estado el hijo homónimo de Francisco Tomás y Valiente, que ha recordado a su padre como una persona optimista e identificada con la Ilustración. El escritor Antonio Muñoz Molina ha tenido palabras para el expresidente del Tribunal Constitucional, con quien conversó por carta poco antes de su asesinato: “Habíamos hablado de quedar a almorzar, pero lo mataron a los pocos días”.

En el cierre del acto ha sido Perez de los Cobos quien ha hecho uso de la palabra: “Tomás y Valiente es el ejemplo de alguien que no renunció nunca al uso de la razón por trágicas que pudiesen ser las consecuencias”. Antes del presidente del Constitucional, ha hablado Bravo, que ha dedicado el libro a la mujer de Tomás y Valiente. También el presidente de la editorial de la obra —Polifemo—, Ramón Alba, ha tenido unas palabras para el magistrado asesinado por ETA: “En un día como hoy se demuestra que la sinrazón y la barbarie siempre pierden”.

Bienzobas fue condenado en 2007 por la Audiencia Nacional a 30 años de cárcel por el asesinato de Tomás y Valiente, que también era catedrático de Historia del Derecho. La sentencia impuso al etarra la pena máxima al apreciar la agravante de alevosía: el ataque fue sorpresivo para el magistrado, que solo pudo intentar protegerse la cara con las manos. Además, la agresión en un recinto universitario, “paradigma de la tolerancia y de la razón” resulta “abominable” y constituye “un plus de antijuricidad” que lleva al tribunal a no dejar la pena en el grado medio por la “especial perversidad en la acción”, apuntó la Audiencia Nacional.

La sentencia también condenó al etarra a indemnizar a la viuda e hijos de Tomás y Valiente con la cantidad de 500.000 euros y a uno de los hijos, Miguel Tomás y Valiente, con otros 400.000 euros por la enfermedad de Parkinson que se le desencadenó como consecuencia del estrés postraumático sufrido por el asesinato de su padre.