Selecciona Edición
Iniciar sesión

IU defiende que es “absolutamente necesario que no gobierne el PP”

Garzón califica al partido de Rajoy de "trama de corrupción que se presenta a las elecciones"

“Es absolutamente necesario garantizar que no gobierne el Partido Popular”. Así de contundente se ha mostrado este sábado en Málaga el portavoz de IU, Alberto Garzón, quien ha participado en el Comité Central del Partido Comunista de Andalucía (PCA). El líder de la federación de izquierdas ha considerado que sería “un fracaso” la convocatoria de nuevas elecciones y ha arremetido contra el partido de Mariano Rajoy, al que ha calificado como “una trama de corrupción que se presenta a las elecciones”.

Garzón también ha criticado el rechazo de Rajoy a estrechar la mano del candidato a la presidencia del PSOE, Pedro Sánchez, en la reunión que mantuvieron el viernes. “En el partido Partido Popular falta elegancia y educación, pero no sorprende porque es el partido que ha estado saqueando el país”, ha afirmado.

El dirigente de IU ha asegurado que esa reunión refleja que el PP no puede gobernar y ha argumentado que “está utilizando todos los instrumentos del Estado para el robo”. “Cualquier conversación tiene que ser para evitar que gobierne”, ha afirmado en referencia a las negociaciones de Sánchez con todos los partidos para intentar formar Gobierno.

Tampoco se ha mostrado partidario de celebrar nuevas elecciones. Según Garzón, “el mandato de los ciudadanos está en el Parlamento y tenemos la obligación de evitar un Gobierno del Partido Popular”. En este sentido, se ha mostrado favorable a un acuerdo de los partidos de izquierda y ha abogado por una abstención de Ciudadanos para permitirlo. “Una coalición de izquierdas no necesariamente tiene que contar con el apoyo de Ciudadanos. Podría no votar ‘no’. Ponerse al lado del PP sería amparar la corrupción”, ha argumentado.

El PCA se ha reunido en Málaga en el marco de los procesos precongresuales de la federación. Garzón ha participado en la asamblea andaluza, la de mayor peso en la organización, para admitir la existencia de “divergencias” tras los malos resultados electorales de las últimas elecciones, pero ha afirmado que no es el momento de plantear los liderazgos sino del “debate colectivo”. El portavoz nacional de la federación se ha mostrado dispuesto a “asumir las responsabilidades que le otorguen las asambleas”, pero ha defendido que es el momento de anteponer los programas a los “lideres”, los “ministerios” y a las “cuotas de poder”, en un mensaje doble lanzado tanto a su organización como a Podemos, que ha planteado el pacto de Gobierno con condiciones de reparto de puestos en un hipotético Ejecutivo de coalición. “Hay que explorar todas las vías”, ha asegurado.

Finalmente, Garzón ha abogado por una gran movilización el próximo 28 de Febrero, Día de Andalucía, para demostrar que esta comunidad es “clave en el fortalecimiento de la izquierda” y en la lucha contra el “saqueo de derechos civiles y económicos”. El líder de IU se ha referido así a los procesos judiciales abiertos contra representantes sindicales por participar en protestas y por actos como el de los títeres de Madrid, donde sus responsables terminaron en prisión acusados de enaltecimiento del terrorismo por un pequeño cartel en el que se podía leer “gora alka eta” y que era una prueba falsa puesta por un agente para implicar a la protagonista de la desafortunada obra.