Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Supremo rebaja a tres años la pena de Roca por el ‘caso Saqueo 2’

El tribunal mantiene la indemnización de 37 millones de euros que abonar los condenados

ampliar foto

Un mínimo respiro para Juan Antonio Roca en medio de su cascada de condenas. El Tribunal Supremo ha rebajado de seis a tres años de prisión la pena impuesta al exasesor de Urbanismo de Marbella y cerebro del caso Malaya por un delito continuado de malversación de caudales públicos en el conocido como caso Saqueo 2, centrado en el desvío de dinero de las arcas municipales de este Ayuntamiento desde principios de los noventa hasta 2001.

La Sala de lo Penal mantiene una indemnización de 37 millones de euros por responsabilidad civil, que Roca tendrá que abonar de forma solidaria junto a otros condenados. Saqueo 2 es la última causa sobre el expolio del Consistorio marbellí durante la etapa del GIL (las otras son Saqueo 1 y Minutas).

El alto tribunal también ha absuelto a dos personas penadas en primera instancia por la Audiencia Nacional (un exempleado del Ayuntamiento y un exconcejal) y ha rebajado un año la condena del exalcalde Julián Muñoz, que pasa de seis a cinco años de cárcel por malversación continuada de fondos públicos. En total, con los dos absueltos, el procedimiento se cierra con 11 condenados. La Audiencia Nacional ya exculpó en octubre de 2013 a 15 acusados, entre ellos, la exalcaldesa de Marbella Marisol Yagüe.

El Supremo ha estimado parcialmente los recursos de casación presentados por varios condenados, incluido Roca, y las modificaciones de su sentencia se producen alrededor de tres cuestiones: las penas, que son inferiores a las impuestas en primera instancia a varios condenados; la absolución de dos de ellos por falta de pruebas y por prescripción del delito; y la modificación de la responsabilidad civil en otros dos condenados. Igual que ocurre en el caso de Julián Muñoz, la condena al ex primer teniente de alcalde Pedro Román pasa de seis a cinco años de prisión.

El Supremo entiende que se trata de penas “respetuosas con el principio de proporcionalidad y adecuadas a la gravedad de los hechos y al grado de culpabilidad”, además de tener en cuenta la sanción que se impuso a Roca en el caso Saqueo 1, en el que fue sentenciado a seis años y 10 meses de reclusión por malversar más de 20 millones de euros públicos entre 1991 y 1995. De hecho, el tribunal apunta que las distintas irregularidades se podrían haber enjuiciado “como un único delito continuado, en un único juicio”.

En este caso, el Consistorio asumió “deudas ficticias” de las sociedades municipales del Ayuntamiento, bien por operaciones ilusorias o por contratos “inexistentes”, mediante transferencias de fondos que no están justificadas. “Los concejales del GIL dispusieron de los fondos y patrimonio municipales en su propio beneficio y en perjuicio del erario público”, resalta el fallo del Supremo.

El alto tribunal reprocha a los condenados que, como gestores públicos, tendrían que haber actuado “con la transparencia y claridad” que exige el manejo de dinero de las arcas de un Ayuntamiento, pero “en modo alguno han acreditado la justificación” de esos fondos “ni dado explicación de su destino”. La sentencia de la Audiencia Nacional detallaba decenas de traspasos de dinero irregulares desde el Ayuntamiento, algunos de los cuales alcanzaba los 2,9 millones de euros.

Tanto Roca como Muñoz se encuentran actualmente en prisión y son enjuiciados por la Audiencia Provincial de Málaga por el caso Goldfinger, que gira alrededor de las presuntas irregularidades en la recalificación urbanística de la parcela donde estaba la casa de Sean Connery en Marbella y un supuesto fraude fiscal en la venta de los apartamentos que se levantaron en este suelo.