Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

De Pedro se considera un “cabeza de turco total” en la trama Púnica

El empresario imputado en la trama corrupta afirma que "jamás" facturó o infló cantidades por trabajos no realizados

Alejandro de Pedro, empresario valenciano imputado en la trama Púnica, al que el PP de Madrid y la Comunidad contrataron para mejorar su imagen en las redes sociales ha sostenido este viernes por la mañana en la comisión especial de corrupción de la Asamblea de Madrid que nunca facturó o infló cantidades por trabajos no realizados."No sé por qué estoy en Púnica (...) Soy un cabeza de turco total", ha asegurado.

"Jamás he realizado trabajos que no corresponden a los conceptos que he facturado, jamás he pagado una comisión por un trabajo y jamás me han pagado por no hacer nada. Jamás he hecho nada raro, no tengo nada que ver con la financiación del partido. Eso no va conmigo", ha afirmado. La víspera, la Guardia Civil buscó pruebas de financiación ilegal en la sede del PP de Madrid.

Visiblemente nervioso durante la hora que ha comparecido acompañado de su abogado —"desde que me ha pasado esto [su imputación] he tenido un problema psicológico y me he quedado en casa"—, De Pedro se ha mostrado errático, cuando no opaco, a preguntas de los portavoces de la oposición, e incluso del PP. "Me remito a lo declarado [ante la UCO o el juez]" y "no lo recuerdo" han sido sus latiguillos. La gestión de sus empresas tampoco ha parecido su fuerte: "Soy informático, me dedicaba a la parte técnica y a la parte comercial... Una cosa es que firmaba las facturas, otra cosa es que me las tuviera que leer".

El juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional, considera a De Pedro uno de los conseguidores y cabecillas de Púnica, red de corrupción de comisiones ilegales a cambio de contratos municipales revelada por la Guardia Civil. El consejero delegado de la Agencia Informática de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás, fue detenido por ordenar a uno de sus proveedores, la empresa Indra, que abonase facturas falsas a empresas de De Pedro. "El juez, cuando me detiene, piensa que soy el monstruo de los monstruos y que me dedico a repartir el dinero de unos a otros... El tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Soy una cabeza de turco total", ha asegurado.

La comparecencia, a la que De Pedro estaba obligado, se ha producido después de que el empresario fuera citado hasta en tres ocasiones. "Soy del mundo digital, mi email, mi Twitter, mi teléfono y mi Facebook son públicos", ha aludido ante las dificultades que ha habido para contactarle y comunicarle que debía asistir al Parlamento madrileño.

El imputado también ha entrado, él solo, en algunas contradicciones, como cuando ha negado conocer a Isabel Gallego, directora general de medios de los Gobiernos de Esperanza Aguirre y González y también imputada en Púnica, y luego aseguraba que se reunían de forma periódica. "A la señora Gallego no recuerdo haberla conocido nunca (...) Nos reuníamos mensualmente", se ha contradicho. La Dirección General de Medios de la Comunidad dependía de la consejería de Presidencia y Justicia, que en la etapa investigada ocupaba Salvador Victoria, también imputado, como Lucía Figar, exconsejera de Educación.

El trabajo de sus empresas Eico y Madiva consistía en mejorar la reputación de determinados políticos del PP. Mientras Madiba estaba detrás de medio centenar de medios en internet que servían para amplificar los comunicados de los clientes en cartera de De Pedro, Eico se centraba en el análisis de la imagen de políticos en el ciberespacio. "El PP me contrató para ciertos candidatos [a alcaldías de municipios] como Alcobendas, Alcorcón, Majadahonda y Coslada", ha puesto de ejemplo De Pedro, que ha justificado que el PP se fijara en él para cuidar la imagen de algunos de sus dirigentes.

"Entiendo que me contrataron porque soy bueno, y ya tenía una carta de contratación [había trabajado antes para el partido]". El empresario no ha aclarado posibles contratos de reputación online con Pedro Rollán, actual consejero de Transportes, cuando era alcalde de Torrejón de Ardoz —"No recuerdo quién es y no voy a entrar en eso. No me acuerdo"— o Ignacio García de Vinuesa, regidor de Alcobendas y diputado regional. "Si usted lo ha citado, ahí estará", ha espetado a la diputada socialista Encarnación Moya. 

Antes de las elecciones de 2011 De Pedro hizo seguimientos de la imagen de Francisco Granados —ex secretario general del PP, exconsejero de Presidencia y Justicia, entre otras carteras, y que permanece en prisión por Púnica—. También los elaboró de la mujer de Granados. "Eso fue una semana antes de mi detención", ha observado De Pedro.