Selecciona Edición
Iniciar sesión

El obispo de Bilbao se suma a los que piden otra política penitenciaria

Monseñor Iceta reclama "movimientos tendentes a repensar" la situación de los presos de ETA "y de sus familias".

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, se ha sumado a quienes demandan la flexibilización en la política penitenciaria que está aplicando el Gobierno del PP con los presos de ETA. En pleno debate interno de la izquierda abertzale y de los presos en torno a la posibilidad de acogerse medidas individuales, y de la postura de la mayoría de los partidos vascos, salvo el PP, que piden una adecuación de esa política a los nuevos tiempos sin violencia terrorista, Iceta ha abogado por "movimientos tendentes a repensar la situación de las personas encarceladas y sus familias".

La petición figura en una carta que el obispo remite a la Diócesis invitando a sus miembros a participar en la segunda edición del encuentro diocesano por la paz y la reconciliación que la Iglesia de Bizkaia celebrará este sábado en la parroquia Andra Mari de Gernika. El pasado año pasado se compartieron relatos de algunas víctimas. Según ha informado el Obispado, en esta ocasión se tratará de analizar "desde una perspectiva netamente creyente" la realidad social y eclesial. Según la carta, Iceta también demanda a ETA "la entrega de armamento y su disolución definitiva" y a la sociedad gestos paralelos de acompañamiento y reparación de las víctimas y los familiares.

El pronunciamiento del obispo de Bilbao se ha hecho público apenas 48 horas después de que el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, calificara como "letal para España" la posibilidad de que se acabe forjando un Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos con apoyo del PNV. "Existe una agenda oculta" en las negociaciones entre los tres partidos que contempla medidas de acercamiento de presos de ETA al País Vasco, dijo. Iceta, como el PNV y el PSE sostienen que el acercamiento de los presos, ya sin violencia, tiene más que ver con la defensa de los derechos humanos que con la política.

En la invitación a participar dirigida a la Diócesis, Iceta señala que aunque el tema de la paz y la reconciliación no figuran como una de las principales preocupaciones en la sociedad, es importante guardar la memoria "para que estos infaustos e injustos acontecimientos no se repitan jamás y podamos construir una sociedad reconciliada, justa y fraterna". El obispo de Bilbao finaliza la carta con el deseo de contribuir a la reconciliación y a la convivencia fraterna por medio de acciones concretas de "acogida, cercanía, solidaridad y servicio".