Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La fiscalía pide la retirada del pasaporte de Jordi Pujol hijo

El primogénito del expresidente catalán ha pedido declarar de forma voluntaria

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido este jueves medidas cautelares contra Jordi Pujol Ferrusola tras su declaración, de más de tres horas, en la Audiencia Nacional. El ministerio público ha solicitado que se le retire el pasaporte y se prohíba su salida del territorio nacional, según han explicado fuentes cercanas al caso. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata deberá decidir ahora si la acuerda.

Pujol Ferrusola ha explicado este jueves ante el magistrado que el dinero que repartió a su familia en Andorra procede única y exclusivamente de la "herencia" legada por el abuelo Florenci. En su declaración como investigado por blanqueo de capitales, que ha comenzado poco antes de las 11.00, el primogénito del expresidente catalán ha circunscrito los movimientos entre cuentas de sus hermanos en Andorra a los rendimientos del supuesto "legado". Y ha desvinculado esas transferencias —recogidas en la comisión rogatoria enviada al juez José de la Mata— de sus negocios "privados" y particulares.

Júnior ha reiterado ante el magistrado la explicación que dio el miércoles su padre sobre el origen de la fortuna oculta durante más de 30 años en Andorra. El dinero, dijo, procede de un "legado" que Florenci Pujol legó a su nuera y a sus siete nietos al morir, en 1980. Diez años más tarde, ha admitido, él mismo se hizo cargo de ese legado y mantuvo las inversiones que habían dado buenos rendimientos a sus anteriores gestores: las láminas financieras. Pujol ha explicado que esas láminas eran una especie de bonos del Tesoro que, pasado un tiempo, daban un rendimiento. Ese dinero lo fue ingresando, posteriormente, en las cuentas abiertas en Andorra por su madre, Marta Ferrusola, y sus siete hermanos, al menos hasta el año 2000.

El hijo mayor ha explicado que se acoge a su derecho a no declarar sobre los movimientos bancarios reseñados a partir del año 2010, cuando Andbank expulsó a la familia del banco y los fondos pasaron a la Banca Privada de Andorra (BPA). Los movimientos registrados allí corresponden, remarcó, a negocios privados en los que nada tiene que ver su familia.

Pujol ha defendido que todos sus negocios (anteriores y posteriores) en ningún caso tienen vínculos con la corrupción política ni con el papel de su padre como presidente de la Generalitat durante 23 años. La investigación ha revelado que el primogénito y su mujer cobraron más de 11 millones de euros de directivos de empresas adjudicatarias de la Generalitat. La fiscalía y el juez sospechan que, dado que no hay documentos que prueben las supuestas asesorías de Júnior, los pagos camuflan comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de obra pública.

Jordi Pujol Ferrusola ha declarado este jueves como investigado, pero a petición propia, ante la Audiencia Nacional. El hijo mayor del expresidente catalán ha llegado a las 10.01 para explicar con detalle los dos ámbitos por los que está siendo investigado: sus mil y un negocios con empresarios de sectores dispares (que ya relató, en parte, en su primera declaración como imputado en septiembre de 2014) y, sobre todo, su operativa bancaria en Andorra, que ha salido a la luz pública gracias a la comisión rogatoria enviada por las autoridades de ese país al juez José de la Mata.

El hijo mayor de Jordi Pujol está siendo investigado desde finales de 2012, cuando su exnovia, Victoria Álvarez, declaró (primero a la Policía y luego al juez) que le vio traer billetes de 500 euros desde Andorra y que podría estar involucrado en actividades ilícitas. Los investigadores tiraron del hilo y afloraron entonces las supuestas asesorías y labores de intermediación por las que las empresas de Júnior y de su exmujer (la también imputada Mercè Gironés) cobraron más de 11 millones de euros. La Fiscalía Anticorrupción y el juez creen que esos trabajos fueron ficticios, ya que no hay ningún documento ni contrato que los pruebe, y que los pagos sirvieron para camuflar el pago de comisiones ilegales a cambio de la influencia de un Pujol para conseguir buen trato de la Administración catalana.

Pujol ya explicó, en su primera declaración, parte de esos negocios, en los que actuaba como "dinamizador económico". Desde entonces, ha habido una importante novedad en el caso Pujol: Andorra envió una comisión rogatoria que detalla todos los movimientos bancarios (especialmente, en Andbank) del hijo mayor en ese país. Esa información, prolija y compleja, ha dado lugar a numerosas interpretaciones, pero revela, en cualquier caso, las grandes cifras de dinero que manejó el primogénito en diversas cuentas: constan hasta 31 millones de ingresos en efectivo. Ese es uno de los puntos que hoy aclarará hoy con detalle.

La casa y las empresas del primogénito fueron registradas el pasado 26 de octubre, lo mismo que las de sus hermanos Pere y Josep. Poco después, UPyD —que entonces ejercía como acusación popular en la causa— pidió el ingreso en prisión provisional de Júnior con el argumento que la investigación había puesto de manifiesto la "corrupción institucionalizada" en Cataluña.

El primogénito, sin embargo, se avanzó a que la Audiencia Nacional resolviese sobre el asunto y lo citase de nuevo. El pasado diciembre, él mismo solicitó comparecer ante el juez. Jordi Pujol hijo se presentó también en el juzgado de guardia de Barcelona para entregar su pasaporte, en un gesto con el que pretendió indicar que no pretendía eludir la acción de la justicia. El juez, sin embargo, le devolvió el documento.

Más información