Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Alberto Montero: “El PSOE está más cerca de nosotros que de Ciudadanos”

El presidente de la Comisión de Empleo, de Podemos, analiza las propuestas de Sánchez en materia laboral

Alberto Montero (Cornellá, Barcelona, 1970) fue el primer diputado de Podemos en ser elegido presidente de una comisión en el Congreso de los Diputados. Desde la semana pasada está al frente de la Comisión de Empleo —Sergio Pascual y Juan Pedro Yllanes presidirán las de Fomento y Pacto de Toledo, respectivamente—. Profesor de Económicas, Montero también será el portavoz del partido de Pablo Iglesias en la Comisión de Economía y Competitividad. Se muestra abierto a un pacto con el PSOE; y considera que el documento de propuestas enviado por Pedro Sánchez a las demás fuerzas para comenzar las negociaciones demuestra que los socialistas están más cerca de Podemos que de Ciudadanos.

El cabeza de lista de la formación por Málaga observa coincidencias de proyecto y divergencias en el programa económico y laboral del PSOE. “Las medidas que afectan al mercado de trabajo las podemos suscribir”, señala. Por ejemplo, “el incremento del salario mínimo”, aunque los socialistas lo proponen a lo largo de dos legislaturas, mientras que Podemos quisiera aumentarlo progresivamente en cuatro años. “Hay divergencias en términos de política fiscal”, prosigue, pues en su opinión “es necesario no consolidar los recortes que se han producido hasta ahora y plantear la reversión de esos recortes”.

“Es un paso adelante su plan de ingreso mínimo vital para sacar a la gente de la pobreza, aunque insuficiente”, continúa. “Creemos que nuestra propuesta es más avanzada, pero en términos sociales y económicos hay amplias coincidencias; y el documento sienta posibilidades para una negociación”, opina Montero, quien concluye: “Están mucho más cerca de nosotros de lo que pueden estar de Ciudadanos, con lo cual, si se trata de negociar sobre el documento, será más fácil ponerse de acuerdo”.

Con todo, el parlamentario de Podemos, responsable del área de Economía de la formación, asegura que echa en falta un proyecto más detallado de modelo laboral. En su opinión, los cambios en la normativa no son suficientes. “Ese elemento que a mí me falta es saber cuál es su proyecto de país y cuál es su proyecto económico para generar empleo más allá del cambio regulatorio”. Observa, en definitiva, “un problema de mantenerse en un marco de política económica bastante ortodoxo”.

Aunque celebra que el PSOE reconozca en su documento la necesidad de renegociar el objetivo de déficit, considera también que “hay que incidir más en el cambio de modelo” para tratar de crear empleo de calidad. “Para nosotros, el déficit público no puede ser el objetivo, sino que el objetivo es otro, tratar de compatibilizar crecimiento, empleo y bienestar con estabilidad presupuestaria”, razona. El diputado precisa que, sí comparte los objetivos de fondo de la propuesta del PSOE, pero, de momento, hay divergencias estratégicas, que en cualquier caso podrían debatirse.

Montero quiere empezar ya las actividades de la Comisión de Empleo, cuya presidencia, asegura, se plantea “como un reto en un momento que sigue siendo crítico en relación con el empleo”. España, señala, atraviesa “una recuperación artificial, más estadística que de otra naturaleza”. En segundo lugar, cree que “las dos últimas reformas laborales, tanto la de Zapatero de 2010 como la del PP, marcan un cambio estructural en la naturaleza del mercado de trabajo, hacia un contexto de mayor temporalidad, precariedad y un reparto del empleo por vías espurias”.

“Lo que se plantea desde Podemos para el trabajo de la comisión”, explica, “es básicamente tratar de revertir esa situación. Llevar el mercado de trabajo hacia un contexto que permita proyectos de vida emancipada y en el que el trabajo siga siendo una fuente de inserción social y económica de las personas en la sociedad”. Existen, también en esa comisión, varias líneas de trabajo que Podemos puede compartir con el PSOE, como “incidir en la derogación de la última reforma laboral del PP, la elaboración de un nuevo estatuto de los trabajadores” o luchar contra las discriminaciones en el mercado del trabajo.