Selecciona Edición
Iniciar sesión

Podemos desautoriza a su líder en Galicia, que se niega a dejar su cargo

La dirección nacional ratifica la disolución de la ejecutiva autonómica y la convocatoria de primarias

Breogán Riobóo, durante una rueda de prensa este miércoles. Cabalar (EFE) / ATLAS

El secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo, se resiste a aceptar la decisión de la cúpula nacional de disolver la ejecutiva regional y convocar nuevas primarias. Este miércoles, Riobóo dejó claro que considera que debe seguir al frente de la federación y crítico al núcleo duro de Pablo Iglesias, sugiriendo, además, que propició la crisis que vive el partido en esa comunidad. "Yo ya fui escogido", zanjó en referencia a las primarias celebradas hace un año, y diferenciando su cargo de la dirección autonómica.

La disolución, anunciada el martes, se debe a la cascada de dimisiones dentro del consejo ciudadano gallego, entre ellas las de los diputados de En Marea, Antón Gómez-Reino y Ángela Rodríguez, que deja a ese órgano sin miembros suficientes. El secretario de Organización, Sergio Pascual, ratificó además la disolución de la ejecutiva regional y recordó que “el señor Riobóo es libre de presentarse” a las primarias.

La contestación de la dirección nacional fue tajante. "El señor Riobóo es libre de presentarse o no presentarse al nuevo proceso interno que convocó nuestro secretario general en el marco de una reunión del Consejo de Coordinación Estatal, como corresponde a su competencia", explicó Pascual en declaraciones en el Congreso de los Diputados. "Por lo tanto, si no se presenta, tendremos un secretario general en Galicia tan pronto como se ponga en marcha ese proceso electoral que le compete al equipo técnico que vamos a proceder a nombrar lo antes posible", agregó.

Ese equipo o técnico o gestora encargado de pilotar la transición quedará constituido, previsiblemente, esta semana y estará formado por representantes de Galicia. La intención de la Secretaría de Organización es la de zanjar la crisis "a la mayor brevedad", puesto que en otoño se celebran elecciones autonómicas en esa comunidad y Podemos necesita una estructura cohesionada.

Las discrepancias internas afloraron en esa comunidad tras las elecciones generales del 20 de diciembre. Podemos concurrió a esos comicios en la candidatura En Marea, en la que la formación convive con Esquerda Unida, Anova y las mareas. Riobóo afirmó públicamente que la fórmula para concurrir a las autonómicas no estaba cerrada y que el partido no descartaba concurrir con sus siglas y nombre. El líder regional fue primero desautorizado por Iglesias y después recibió una delegación de la dirección nacional encabezada por Pascual. El conflicto interno arreció y, finalmente, el pasado lunes, el consejo de coordinación de Podemos, decidió resolver sus crisis territoriales en La Rioja, Euskadi, Cantabria y Galicia con la convocatoria de primarias en las dos primeras comunidades y la disolución de la ejecutiva, motivada por las numerosas dimisiones, en las dos últimas.