Una de cada cuatro mujeres nacidas en 1975 no tendrá hijos

El retraso de cada año en la primera maternidad se traduce en un aumento de 2 puntos en la proporción de mujeres sin hijos

Verónica Rodríguez, 33 años, nunca tuvo claro si quería ser madre. “Lo veía como algo muy lejano”, dice. “Suponía que cuando llegara el momento sabría qué hacer”. Más tarde, esta diseñadora gráfica de Valladolid conoció a su marido, Álex Izquierdo, 37 años, músico. Se casaron en octubre pasado y decidieron que la paternidad no era para ellos. “No me veo capaz del compromiso que supone cuidar a un niño y no me apetece hacer los cambios que serían necesarios para cambiar de vida”, dice Rodríguez. "Eso sí, todo el mundo nos lo pregunta continuamente: ¿Y los niños, para cuándo?".

Entre un 25% y un 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los 70 (las que ahora tienen entre 35 y 40 años) no tendrá hijos. “Será la generación más infecunda en los últimos 130 años, período para el cual disponemos de datos”, dice Albert Esteve, del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona, director del estudio La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac!!!. Hay varias causas tras el descenso de la maternidad. Un 2% se debe a las parejas infértiles. Un 5% responde a las mujeres o parejas que deciden no tener hijos, como Rodríguez e Izquierdo. El resto, hay que achacarlo al retraso de la edad de la primera maternidad y a las condiciones económicas y conyugales.

Hay que remontarse a las generaciones nacidas antes de 1922 para encontrar una infecundidad equiparable. "Entonces se debía a la soltería definitiva", reflexiona Esteve. "Aquellas mujeres que no se llegaron a casar suponían alrededor de un 20% de la población. Si no había acceso al matrimonio tampoco lo había a los hijos". Después la curva muestra un aumento exponencial en el porcentaje de mujeres sin hijos. Esteve y su equipo han hecho una proyección que prevé, para las nacidas en 1976 (con 39 años), que un 29% no tendrá descendencia cuando cumplan los 45 años, edad a partir de la cual se considera que es residual el número de mujeres que alcanza la maternidad. Después hay una caída que responde al aumento de la inmigración habido en España a partir de 2000.

Actualmente, España encabeza el retraso de la maternidad en Europa, siendo la edad a la que se tiene el primer hijo la más elevada del mundo. Ahora las mujeres se estrenan como madres a los 30 años y medio, frente a los 26 de 1970. "Y por cada año adicional que retrasamos el primer hijo acumulamos un 2% de mujeres que se van a quedar sin hijos al final", concluye Esteve.

Entre las causas de la caída de la maternidad, Esteve aventura varias: "Las mujeres que no reúnen las condiciones económicas para tener hijos y las que esperan a una pareja estable para serlo. Y luego, a partir de los 35, que para algunas es demasiado tarde". "No deberíamos permitirnos como sociedad que haya gente queriendo tener hijos y no pueda hacerlo", reflexiona el demógrafo. "Deberíamos hacer algo para ayudar a hacer realidad sus sueños reproductivos, aportar más recursos para aumentar la maternidad habilitando, por ejemplo, guarderías gratuitas".

Más información