El PP garantiza que Barberá seguirá aforada aunque se repitan elecciones

El partido coloca a la senadora en la Diputación Permanente de la Cámara alta

La exalcaldesa y senadora Rita Barberá. MÒNICA TORRES

En pleno escándalo por corrupción en Valencia, el PP ha ubicado a la exalcaldesa Rita Barberá en un puesto que le permitiría conservar su condición de aforada, incluso en el caso de que se repitieran las elecciones: suplente en la diputación permanente del Senado. El expresidente valenciano Alberto Fabra pidió este martes a Barberá que “anteponga el partido a sus intereses personales”. Mariano Rajoy preside este miércoles la reunión del Grupo Popular en la Cámara alta, donde coincidirá con la exalcaldesa salvo que esta decida ausentarse. Desde que estalló la Operación Taula no ha vuelto aparecer por el Senado.

La decisión de colocar a Barberá como suplente en la diputación permanente del Senado se registró el jueves de la semana pasada, según el PP. El lunes, preguntado en repetidas ocasiones por la situación de Rita Barberá, el portavoz popular, Pablo Casado, se limitó a decir que “lo más conveniente” sería que la exalcaldesa diera “un paso atrás” y dejara de presidir la comisión constitucional del Senado —decisión que toma el propio partido—, sin mencionar la nueva ubicación de la exalcaldesa. Al ser sustituida por el veterano Juan José Lucas al frente de dicha comisión, Barberá pierde visibilidad en la Cámara, pero en el discreto puesto de suplente en la diputación permanente, de 35 miembros, conservaría el aforamiento incluso después de disuelto el Senado por nuevas elecciones.

Los pinchazos telefónicos autorizados judicialmente en el caso de corrupción del PP valenciano acreditan que el Grupo Popular del Ayuntamiento de Valencia pudo cometer un delito de blanqueo y eso incluye, según fuentes de la investigación, a Barberá, informa Ignacio Zafra. La causa es secreta, pero, según los indicios, de no haber tenido la condición de aforada, la senadora podría haber corrido la misma suerte que sus compañeros: nueve de los 10 concejales del PP de Valencia y 20 asesores han sido imputados.

Exposición razonada

El aforamiento no significa que Barberá se libre de la justicia, sino que solo puede ser encausada por tribunales superiores o el Supremo. El juez valenciano tendría que redactar una exposición razonada y enviarla al Supremo para que la investigue. De momento, el magistrado no lo ha hecho y si, mientras sigue reuniendo indicios, se convocaran nuevas elecciones, el puesto de Barberá le impediría imputarla porque blinda su condición de aforada.

El PP prometió reducir los aforamientos

El PP llevaba en su programa electoral de hace apenas dos meses el “compromiso de reducir los aforamientos” y “limitar” la competencia de los tribunales superiores para juzgar a cargos públicos. España es uno de los países con más aforados (jueces, fiscales y políticos...). En Alemania, Reino Unido o EE UU no hay. En Francia solo tienen esa condición el presidente, el primer ministro y su Gobierno.

El PP ya hizo lo mismo con la exalcaldesa de Jerez María José García Pelayo, a la que ubicó en la diputación permanente del Senado en septiembre del año pasado para evitar que cuando se disolviera la Cámara la causa que ya había abierta contra ella por la trama Gürtel en el Supremo regresara a la Audiencia Nacional, donde se inició la investigación. García Pelayo, en cualquier caso, declarará como imputada por un presunto delito de prevaricación y otro de falsedad en documento público el 22 de febrero.

El portavoz del PP en el Senado, José Ramón Barreiro, niega que el nuevo puesto de Barberá sea una forma de protegerla. El expresidente valenciano Alberto Fabra le pidió abiertamente que piense “qué es lo mejor para el partido” y lo “anteponga a sus intereses personales”, informa Efe. En pleno proceso de negociación para formar Gobierno, el PP trata de desvincularse de la corrupción. El propio Rajoy, amigo personal de la exalcaldesa, advirtió el pasado jueves que “todo el mundo, sea quien sea”, iba a tener el mismo trato y que “ya no se pasa una”. El aforamiento de Barberá puede darles algo de tiempo, pero en el partido saben que a la trama valenciana le queda un largo trecho de detenciones y grabaciones comprometedoras.

Más información