Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ciudadanos explicará en Bruselas el plan que negocia con el PSOE

Luis Garicano dará una conferencia en el Europarlamento sobre la refinanciación del déficit

En primer plano, Jordi Sevilla y Luis Garicano durante las negociaciones. EFE

Luis Garicano viaja este jueves a Bruselas para explicar en una conferencia en el Europarlamento, y con reuniones bilaterales, cuáles son los argumentos con los que Ciudadanos quiere convencer a las autoridades europeas para que retrasen un año el cumplimiento del objetivo de déficit para España (3% del PIB). La formación recogerá esa medida en cualquier pacto por La Moncloa, según Albert Rivera. El PSOE, con el que Ciudadanos negocia la hipotética investidura de Pedro Sánchez como presidente, ya se ha mostrado a favor de retrasar a 2017 el cumplimiento de ese compromiso, que ahora mismo obliga a España a recortar unos 8.000 millones de los presupuestos del PP para 2016. En consecuencia, Bruselas conocerá de primera mano el plan económico que negocian los dos partidos.

"Vamos a pedir a Bruselas una relajación de la reducción del déficit explicando reformas", ha dicho este martes Garicano sobre una conferencia a la que asistirán representantes de la Comisión Europea, de las instituciones comunitarias y de la prensa, según los organizadores. "Espero explicar en Bruselas que Ciudadanos no es un partido que piense que el dinero crece de los árboles y que se puede ignorar que la economía tiene que funcionar", ha seguido esta mañana en Onda Cero.

La Ejecutiva de Ciudadanos aprobó el lunes una declaración en la que explicita su compromiso con la estabilidad presupuestaria y critica que "la irresponsabilidad fiscal del Gobierno del PP deja un agujero de 8.000 millones de euros en el presupuesto para 2016, que pone en peligro el actual crecimiento". En ese documento quedaron resumidas las líneas maestras de la propuesta que ahora explicará Garicano en Bruselas: activar, sin aumentar el gasto, un "plan estratégico para generar empleo digno y estable un pacto nacional por la educación, un plan de regeneración institucional que garantice la competencia real en los mercados y la igualdad de oportunidades, y una reforma de las Administraciones Públicas para eliminar duplicidades".

El PSOE, por su parte, es muy concreto en el documento que ha presentado a Ciudadanos, Podemos, IU o Compromís con vistas a negociar su apoyo a la investidura de Sánchez como presidente. "El objetivo debe ser acordar con Bruselas una senda gradual, realista y equilibrada de consolidación fiscal a cuatro años que sitúe el déficit en el entorno del 1% en 2019", se lee en un texto que lleva el sello del exministro Jordi Sevilla. "La misma debería permitir colocar el déficit por debajo del 3% en 2017 (un año de retraso respecto a los objetivos actuales) de forma que España pueda salir del brazo correctivo del PDE, abriendo así la puerta para acudir a los mecanismos de flexibilidad de la Comisión y a una relajación del control por parte de Bruselas".

La coincidencia en este punto ha sido clave en el buen tono que preside por ahora las conversaciones entre PSOE y Ciudadanos. A los dos partidos, sin embargo, les separan, entre otras cuestiones, sus diferentes modelos de reforma laboral y constitucional.