El PSOE advierte al presidente del CSN de que el Congreso puede instar a su cese

El Consejo de Seguridad Nuclear ha ignorado la petición de la mayoría del Parlamento y ha proseguido con el proceso de reapertura de la central de Garoña

El PSOE, uno de los nueve partidos que han pedido al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que no siga con el proceso de reapertura la central de Garoña (Burgos), ha advertido este jueves al presidente y a los miembros del pleno del supervisor de que el Congreso puede instar a su destitución. El PSOE ha reaccionado así a la decisión del CSN de seguir adelante con el proceso de reapertura al aprobar varios informes favorables el miércoles.

"Le rogamos que detenga el proceso de evaluación hasta la formación de un nuevo Gobierno", pidieron al presidente del CSN, Fernando Marti, PSOE, Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV, Bildu, IU, Compromís y Democràcia i Llibertat. Juntos suman 225 diputados, el 64% del Congreso. Pero el CSN siguió adelante el miércoles.

Pilar Lucio, secretaria de cambio climático del PSOE, ha acusado a Marti —exsecretario de Estado de Industria con el PP— de plegarse a un Gobierno en funciones. "Las órdenes del Ejecutivo en funciones se cumplen sin dilación y las peticiones del nuevo legislativo son totalmente ignoradas". Y avisa: "El Congreso de los Diputados, a través de la Comisión competente y por acuerdo de los tres quintos de sus miembros, podrá instar en cualquier momento al Gobierno el cese de presidente y consejeros". Pero sería el Ejecutivo el que tendría que aprobar esas destituciones.

Más información