Selecciona Edición
Iniciar sesión

Podemos adelanta al PSOE y el PP se mantiene primero, según el CIS

Los españoles votarían prácticamente lo mismo que el 20-D de repetirse las elecciones

El Partido Popular volvería a ser el más votado si se celebraran nuevas elecciones, según el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Podemos logra superar en intención de voto al PSOE y se sitúa en segunda posición, según esta encuesta. El trabajo de campo se realizó entre el 2 y el 11 de enero, en medio de las vacaciones de Navidad y con unos partidos que comenzaban a digerir la nueva situación de bloqueo político. Los resultados que presenta, sin embargo, dibujan prácticamente la misma correlación de fuerzas.

Según el sondeo electoral del CIS, el primero que realiza este organismo público después de las elecciones del 20 de diciembre, poco han cambiado las cosas en el escenario político.

Más allá de ligeros incrementos o descensos de unos u otros partidos, de ser realidad el resultado de la encuesta sigue siendo necesario dialogar y pactar para desbloquear la situación.

El PP mantiene la primera posición, con una estimación de voto del 28,8%, según esta encuesta. Los populares recibieron el 20-D el apoyo del 28,7% de los votantes.

Cuando se realizó la consulta, sin embargo, la convicción general era que Rajoy sería el primero en intentar formar Gobierno y someterse a un debate de investidura. Era una idea alentada por el propio PP, y nada hacía pensar que el presidente del Gobierno en funciones declinaría el encargo del Rey y dejaría pasar más de cuarenta días sin entablar negociaciones ni hacer una propuesta concreta a otros partidos.

El CIS impulsa a Podemos y a sus partidos aliados, que se presentaron el 20-D en una lista única, a una segunda posición. De este modo, la formación de Pablo Iglesias consigue el codiciado sorpasso y se coloca por delante del PSOE. El sondeo les atribuye una estimación de voto del 21,9%, respecto al 20,5% que obtuvieron en diciembre.

El PSOE, con un 20,5%, según la encuesta, retrocedería un 1,6% respecto a su resultado electoral y pasaría a ocupar la tercera plaza.

Es, en cualquier caso, un sorpasso todavía muy cuestionado, porque el margen de error del sondeo es del 2%, y sobre todo porque cuando se consultó a los ciudadanos ni Pedro Sánchez encabezaba el único intento hasta la fecha de constituir un Gobierno, ni Podemos se había desdicho de sus anteriores promesas, al ofrecer por sorpresa a los socialistas un pacto de Gobierno de coalición.

Ciudadanos se consolida en la muestra del CIS como cuarto partido político. En la estimación de voto que le atribuye la encuesta, un 13,3%, disminuye en unas décimas (0,6%) su resultado del 20-D, cuando obtuvo un 13,93% de los votos totales.

La situación de Unidad Popular-Izquierda Unida permanece invariable, según el CIS. Su estimación de voto está en el 3,67%. En diciembre, su candidato Alberto Garzón logró el 3,7%.

Si bien el cuadro final que muestra este sondeo poselectoral no difiere mucho de los resultados del 20-D y anticipa el temor de muchos partidos de que unas nuevas elecciones produzcan la misma situación de bloqueo, sí se aprecian cambios relevantes en la orientación del voto en ámbitos muy concretos. Por ejemplo, en Cataluña, donde el CIS apunta un trasvase aún mayor de apoyos de Democràcia i Llibertat (la lista con la que se presentó la antigua Convergència) a Esquerra Republicana (ERC). Si el 20-D, Democràcia i Llibertat obtuvo un 2,25%, el CIS rebaja este porcentaje al 1,7%. Por el contrario, Esquerra Republicana de Catalunya incrementaría su resultado del 2,4% al 2,8%.

La única formación nacionalista que se mantiene prácticamente inalterable es el PNV. El CIS le atribuye una estimación de voto del 1,3%, una décima por encima del respaldo que obtuvo el 20-D, que fue del 1,2%.

La encuesta del CIS ofrece unos datos casi idénticos a los arrojados por el sondeo que Metroscopia realizó para El País en las mismas fechas, entre el 12 y el 14 de enero.

Más información